Influyentes Cantabria

Tot-em, la Startup española que hace joyería con tu voz

La voz es una de las cosas que más se echa en falta cuando una persona no está. Escucharla al otro lado del teléfono o en un mensaje de WhatsApp, despierta un torrente de emociones. Llevarla en una joya personal: una pulsera, un colgante, un llavero, lo hace todavía más especial. Esa es la esencia de Tot-em, una empresa en cuyo cuore está conectar a las personas con lo que les importa, emociona y pone la piel de gallina. En Tot-em graban recuerdos en forma de voz en joyas, fechas, coordenadas o las estrellas de un día y lugar bajo las que se vivió un momento especial. Detrás de Tot-em están Javier Jimenez Rueda, cuyos orígenes encontramos en Santoña y Javier Pérez Arranza, ambos son CEOS y fundadores de esta empresa nacida en el año 2014.

Los orígenes de Tot-em los encontramos hace 7 años. Entonces, estos dos ingenieros de diseño industrial y desarrollo de producto, dieron sus primeros pasos con los 800€ de financiación conseguidos por sus amigos. El germen fue una tarde cualquiera en una terraza madrileña. Mientras se despedían de los colegas, que en esos días volvían a sus destinos Erasmus, hablaron de lo que más se echaba de menos de las personas, de qué se podían intercambiar para recordarse y ahí vieron que la voz era la pieza principal. Todos ellos decidieron financiar a sus amigos y Tot-em comenzó a dar sus primeros pasos.

Pero lo cierto es que Javier R. Y Javier P. llevaban desde los 19 años, desde sus tiempos en la universidad inmersos en distintos proyectos innovadores y emprendedores. “Siempre teníamos en mente dar el paso, emprender y hacer de nuestra pasión un proyecto más serio”. 

Tan en serio se lo tomaron que Tot-em cerró facturación en 2020 con 1,1M y espera superar en 2021 los 2,5M. Recientemente Grow with Google ha presentado a Tot-em como business spotlight. A través de Google for Startups comenzaron a utilizar Google Data Store, que fue clave para su expansión internacional, permitiendo que  su negocio creciese exponencialmente en 2020, aumentando sus ingresos en un 100%. Ahora personas de más de 15 países europeos envían sus mensajes en Tot-ems a sus seres queridos todos los meses.

Tot-em nació para introducir una propuesta alternativa de confección de joyas. El cliente entra en su web, graba un mensaje, ve la forma de su voz y a partir de ahí, en un taller en el que ya trabajan 7 joyeros, descargan el audio, hacen un plano de ese audio en formato 3D y lo graban en la joya elegida por el cliente eternizando esas palabras, el momento. Cada pieza se convierte de esta manera en una fusión entre tecnología y artesanía, “cada producto es único -explica Javier R.- y le damos valor con la tecnología, con técnicas de fabricación industrial”.

Los Tot-ems, como se llaman estas joyas, disponen así de un código grabado que se puede escuchar siempre que el cliente quiera entrando en su web. Solo tienen que acceder, introducirlo y darle al play. 

Tot-em es un producto 100% digital y se puede comprar a través de la web o redes sociales. “No tenemos puntos de venta y de momento no pensamos tener porque nuestro producto se fabrica bajo demanda de forma artesanal. Somos 100% digital por el momento, pero no descartamos tener un punto a modo flagship store en el futuro o puntos físicos para momentos puntuales”, señala Javier R. 

Y siendo un producto 100% digital, cuenta con más de 80.000 personas a nivel internacional que defienden y comparten la cultura de la firma. Los Tot-ems se han convertido en iconos de personas que quieren lucir joyas llenas de vibraciones, que transmiten mensajes llenos de amor.

Como ejemplo, Javier R. explica que reciben peticiones de matrimonio, frases secretas que solo conocen los miembros de la pareja, felicitaciones, canciones que unen en momentos especiales o, “uno que me emociona especialmente, dice Javier, el de una chica que le regaló una joya a su novio sordo con un te quiero que podía tocar en la grabación 3D”.

Momenti, la anti-red social

Durante el confinamiento, desarrollaron Momenti, la nueva anti-red social. Un 10% de las visitas a la web de Tot-em son de personas que entran a escuchar sus audios. “Estas personas comenzaron a pedirnos la posibilidad de subir más cosas a la web, un espacio privado en el que guardar los mejores momentos lejos del ruido de las redes sociales y solo para ellos y aquellas personas con las que quisiesen compartirlos. Una red social para ti y los tuyos”. 

Momenti no es una red social. Es un baúl de los recuerdos digital que invita a vivir una vida llena de momentos especiales, no perfectos, sino que merezca la pena recordar.

Se trata de una joya ligada a una aplicación que se puede usar solo o con los seres queridos para guardar imágenes, audios, texto (y otras cosas menos habituales) y poder volver a ello y revivirlo siempre.

Con los móviles repletos de información, fotos y contenidos sin ordenar que no invitan a verlo, Momento viene a acabar con ese Diógenes digital para invitar a los usuarios a ir despacio, tomarse tiempo y editar sus recuerdos privados con cariño para su disfrute personal. Aquí no hay likes, el mejor like es el de disfrutar de tu vida siendo tú, sin necesidad de seguimientos hedonistas. Es único, para la persona que lo usa y aquellas a las que más quiere, pero nadie más.

 

 

 

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba