Influyentes Cantabria

La chatarra ¿a punto de convertirse en el nuevo oro?

Hasta 160.000 puestos de trabajo podrían crearse si las empresas apostaran fuerte por la reducción y puesta en valor de los residuos hasta 2030. Es uno de los datos que revela el estudio Economía Circular en Pymes en España, de Cámara de Comercio y MAPFRE. Un informe que evidencia que cada vez más empresas venden o ceden sus desechos a otras para que los aprovechen. En 2019, 350 empresas gestionaban el reciclado en 400 plantas en España y el negocio generado por la venta de los materiales recuperados alcanzaba ya los 3.500 millones de euros. Pero es que además, el reciclaje de metales se consolida como una pieza clave en la estrategia verde europea hasta 2050. Hoy en Influyentes nos preguntamos ¿Será la chatarra el nuevo oro?

Sandra Montes y Samuel Ruiz, podrían responder a esta pregunta. Ellos son los fundadores de ScrapAd, una plataforma conocida como el Wallapop de la chatarra, nacida hace solo un año en Eibar y que opera ya en 40 países enlazando a las empresas que necesitan deshacerse de sus residuos, chatarra pero no solo, con quienes generan negocio al adquirirlos y darles una segunda vida.

Cuando las regulaciones que marcan el camino hacia la transición ecológica apremian, la digitalización vuelve a ser la respuesta. Así lo entendieron los fundadores de ScrapAd, capaces de transformar un sector hasta ahora muy tradicional, local y escasamente tecnológico en un Marketplace que digitaliza las transacciones aumentando la viabilidad de los negocios generados de la prolongación de la vida de los residuos industriales.

Tan simple como Idealista o Fotocasa, basta registrarse y crear un anuncio para que una empresa esté ofreciendo a los recicladores de todo el mundo su material sobrante. El sistema está permitiendo ya simplificar procesos que conllevaban para viajes, prospecciones y negociaciones, o lo que es lo mismo, que suponían una importante inversión y tardaban en ofrecer retornos. Y a la vez, está abriendo nuevas fronteras a la chatarra porque a día de hoy, según un informe de Euric, la Asociación Europea de la Industria del Reciclaje, tan solo el 12% de los materiales que la industria utiliza en Europa proceden del reciclaje, lo que significa básicamente que la UE produce más chatarra de la que demanda y que ahora, ScrapAd, le ayuda a exportarla.

El reciclaje de metales, clave en la estrategia verde europea.

La Unión Europea ha marcado 2050 como la fecha para alcanzar la neutralidad climática y, cuando el dedo de la UE señala una fecha, las empresas la apuntan en su calendario.

Actualmente, los países de la UE producen solo en torno al 3% de las materias primas necesarias para atender una demanda de metales que no deja de crecer, según la patronal del sector de la Recuperación y el reciclaje FER. Pero es que, a diferencia de otros materiales, el ciclo de reciclaje del metal es prácticamente infinito. Reciclar acero, aluminio o cobre ahorra un 58%, el 92% y el 65% de las emisiones de CO2 frente a producirlo. Por eso, el reciclaje de metales no es negociable a la hora de alcanzar los objetivos del Pacto Verde Europeo y el nuevo Plan de Acción de Economía Circular.

Lo cierto es que los emprendedores están dispuestos a apostar por la chatarra y los negocios están dispuestos a asumir su parte del compromiso, pero también tienen mucho que pedirle al legislador: incentivos que recompensen el reciclaje de metales, una legislación que califique la chatarra como como materia prima secundaria, no como desperdicio y la simplificación de trámites para la realización de los envíos transfronterizos. Cambios orientados a ensanchar fronteras y las cifras de facturación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba