Influyentes Cantabria

Javier Peláez, experto en Outplacement: Los planes de recolocación externos.

Tras una reestructuración de plantilla, los planes de recolocación externos aportan beneficios para la persona y para la reputación de la organización.  Javier Peláez Guerrero, uno de los mayores expertos nacionales en outplacement, Business Partner y Strategic Client Partner en Right Management Solutions, expertos en planes de outplacement y soluciones en talento humano, perteneciente a la multinacional de recursos humanos MANPOWER GROUP, explica en Influyentes cómo diseñar y ejecutar un plan de acompañamiento profesional.

A  lo largo de mi carrera profesional he tenido la oportunidad y el privilegio de desempeñar posiciones muy distintas, realizando por ello tareas de lo más diversas y diferentes, enriquecedoras todas ellas, algunas me han gustado más y otras menos o directamente nada, pero sin duda todas han sido necesarias para acumular el bagaje que me ha permitido desarrollar las habilidades y competencias que hoy me han convertido en el profesional que soy.

De todas ellas, las funciones de acompañamiento profesional de personas en desempleo y en proceso de transición de su carrera, el denominado outplacement – “colocar fuera”-, han resultado ser las experiencias vitales que me han marcado con más intensidad, y también en ocasiones las que más me han implicado personalmente.

Porque debemos de tener presente que las fases de este “proceso de duelo”, son equiparables en muchas ocasiones a las situaciones de pérdida de un familiar cercano. La negación, no comprender el porqué de la situación, el desaliento, la depresión en muchos casos, mezclados con sentimientos de ira y rabia contenida, son comunes en uno y otro trance. Y cuando acumulas años ayudando a personas que están pasando por todo ello, te conviertes en protagonista de excepción de centenares de testimonios, con nombres y apellidos, a cada cual más desgarrador y dramático.

Han sido muchas las organizaciones con las que he venido colaborando en estos últimos 10 años para ayudarlas en este traumático proceso. Desde compañías como Bridgestone, Oracle, OHL, DB Schenker, o Residencias Amavir, Cementos Alfa, a entidades como AENA o la Comunidad de Madrid, entre otras,  y he tenido la oportunidad de acompañar a directivos y mandos intermedios desvinculados que me han solicitado a nivel personal y desde distintos lugares del mundo, un acompañamiento profesional que les permitiera ver la luz en ese momento angustioso de su vida, y volver nuevamente a ilusionarse, diseñando sus objetivos profesionales desde la serenidad y mostrándoles cómo hacer las cosas en un mercado de trabajo global y sumamente  competitivo.

 Regulación normativa

Los planes de acompañamiento profesional, recogidos como declaración de intenciones en el estatuto de los trabajadores en su artículo 51, pero cuya exigencia en despidos colectivos de empresas viene recogida en la Ley 3/2012, se desarrollan en el RD 1483/2012 de 29 de octubre por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo, de suspensión de contratos y reducción de jornada.

En dicho cuerpo legal, se regula la obligatoriedad de acudir a programas de Outplacement en estos casos, pero además se da un paso más y se establece el contenido, no tasado, que deben de tener.

Es decir, se recogen una seria de mínimos que un PRE (Plan de Recolocación Externo) debe de incluir, así como su procedimiento y metodología, dejando un margen de maniobra bastante amplio para que la empresa y la consultora de recolocación puedan ampliar o añadir en el proceso de diseño y negociación inicial del Plan.

Sesiones individuales y colectivas

La metodología de cualquier Plan de Recolocación laboral, que deberá de tener una extensión mínima de 6 meses, consiste en el diseño y ejecución de una serie de sesiones individuales, intercaladas con sesiones colectivas de formación y refuerzo, en las que pretendemos conocer, antes de nada a la PERSONA, con mayúsculas, no solo recabar todos sus datos personales y profesionales, formación, experiencia, habilidades y conocimientos, si no también y más importante,  analizar el estado emocional que tiene en la actualidad, ayudarle a elaborar un balance personal sincero y lo más detallado posible para que las fortalezas pero también las debilidades puedan ser detectadas por él mismo. En definitiva, será esencial situarnos de manera adecuada en el punto de partida, ese “conocerse así mismo”, para propiciar posteriormente un desarrollo que nos permita alcanzar las metas fijadas de manera consensuada.

Durante las sesiones posteriores semanales, acompañamos y orientamos a la persona para que de una manera consensuada y evitando frustrar expectativas inalcanzables, podamos entre ambos fijar objetivos que sean medibles, alcanzables, realistas y sobre todo que en un periodo de tiempo podamos ver los resultados y los ratios de cumplimiento acordados con la empresa.

Existen diversos itinerarios sobre los cuales la persona deberá de decantarse:

La recolocación laboral más o menos inmediata en puestos semejantes o similares al que venía desempeñando hasta la fecha, o en otros bien distintos – procesos de continuidad o ruptura – lo que en ocasiones y por mi experiencia no es ni mucho menos la mejor de las opciones en esos momentos, pero bien por un empecinamiento del usuario o por necesidades objetivas de obtener ingresos, resulta ser una de las opciones más habituales.

La creación de su propio negocio, para lo cual ayudamos y asesoramos en todo lo relativo a su emprendimiento, elaboración de un business plan detallado, orientación en formas jurídicas de empresa, capitalización de desempleo, ayudas y subvenciones de la activad y resto de requisitos legales y fiscales que la puesta en marcha de un negocio conlleva. En muchas ocasiones, resulta ser una de las mejores opciones para las personas desvinculadas, y se trata simplemente de mostrarles este camino para que puedan o no valorar esta opción.

La formación. Desarrollo de competencias y habilidades. A pesar de resultar un intangible con un retorno que en ocasiones tarda en contemplarse, sin duda, ha resultado ser una de las decisiones más acertadas para las personas que he tenido la ocasión de acompañar.

Pararse, respirar, analizar hacia donde quieren dirigirse, los objetivos a alcanzar, y por ello, formarse para desarrollar todas aquellas competencias y conocimientos que se precisan para lograrlo. En este apartado, se les ayuda a conocer los diferentes programas formativos de escuelas de negocio, centros de estudios, universidades, certificaciones de profesionalidad, grados formativos existentes y se les aporta la orientación precisa para sugerirles una u otra opción.

Estos son sin duda los tres itinerarios que con más frecuencia se ofrecen en los Planes de Recolocación Externa, pero no olvidemos que en este punto, las opciones pueden ser diversas, y todo dependerá de la voluntad de la empresa y las características de las personas desvinculadas objeto del Plan. Porque no será lo mismo trabajar con perfiles de profesionales de alta dirección de un sector financiero, o mandos intermedios del sector IT, que con operarios de fábrica con un nivel de estudios muy básico.

Por ejemplo, en alguna ocasión la dirección de la empresa me ha solicitado en la negociación del Plan de Recolocación la necesidad de incluir un cuarto itinerario, peculiar y extraordinario cuanto menos, pero entendible habida cuenta de las connotaciones personales de los usuarios: un itinerario de ocio y tiempo libre, mediante el cual se orientaba a las personas desvinculadas sobre las opciones de vida que existían más allá de su trabajo, una vez que este había terminado. O lo que es lo mismo, se les ayudaba a planificar su nueva vida sin dificultades económicas y con todo el tiempo del mundo.

Es otra opción, sin duda, aunque lamentablemente no es la habitual en los planes que me encuentro a diario en momentos de crisis empresarial.

Posteriormente, en las siguientes sesiones sucesivas comenzaremos a trabajar herramientas de activación, facilitando técnicas de búsqueda de empleo (TBE), que nos permitirán, ya sea en reuniones individuales o en workshops colectivos de 5 a 10 personas, orientar al usuario en la elaboración de un cv, fuentes de reclutamiento, desarrollo de competencias digitales, cómo trabajar su marca personal y la redes sociales adecuadas, en especial el manejo de linkedin, como preparar y superar una entrevista de trabajo,  y en general las pruebas que seguramente se encuentre en los procesos de selección, etc.

 Prospección en el mercado de trabajo e intermediación de ofertas de trabajo

Pero sin duda, será la prospección laboral y la intermediación en el mercado de trabajo, lo que más valorarán la mayoría de los usuarios durante todo el proceso del Plan. Todo lo demás, quedará en papel mojado si no se les brindan oportunidades de sentarse delante de un interlocutor válido que quiera contratarles con una oferta de empleo gestionada gracias al equipo de técnicos que conforman el equipo de outplacement.

Y es que a pesar de la enorme importancia y valor incalculable que todo el proceso de acompañamiento conlleva para el usuario, de todos los conocimientos y aprendizajes que se llevarán en su particular “mochila” de por vida transmitidos en cada sesión individual y colectiva, en un entorno para el que seguramente jamás fueron educados ni estaban preparados, y en muchos casos, nunca pensaron encontrarse en su vida, lo que muchos querrán es recolocarse y cuanto antes. Esto se debe de tener muy presente desde el principio de la relación, para construir una relación honesta, basada en la transparencia, y no frustrar expectativas que a la postre nos pasarán factura, pero dándole el valor que merece a todo el proceso integral del Plan de Recolocación.

Porque el proceso de Outplacement, no es simplemente una recolocación laboral. Es mucho más que todo eso. Esto se debe de dejar bien claro desde el principio a los responsables de la empresa y a sus colaboradores desvinculados.

Servicios de outplacement para Empresas y Profesionales

En mi calidad de profesional de recursos humanos, buen conocedor del mercado de trabajo y con amplia experiencia en el acompañamiento y desarrollo profesional, aporto una visión integral del tejido empresarial español y de la gestión de talento humano, que me permite estar muy al día de los problemas y necesidades de organizaciones de sectores y tamaños muy diversos, y me ha permitido desarrollar una red de contactos muy importante y de calidad imprescindibles para poder aportar valor a clientes empresa y a las personas objeto del Plan de acompañamiento.

Desde nuestras oficinas de Madrid, trabajamos a nivel nacional con todo tipo de Compañías diseñando y ejecutando planes de recolocación externos a nivel colectivo, cuando lamentablemente – y en estos momentos más de actualidad que nunca – las organizaciones se ven obligadas a reestructurar su compañía y recurrir a desvinculaciones masivas a través de despidos colectivos. Y por otra parte, ayudamos a todo tipo de personas que a título individual nos solicitan nuestros servicios para acompañarles y alcanzar sus objetivos profesionales fijados o a reorientar su carrera profesional.

Beneficios para las organizaciones

Las ventajas para las personas se han comentado sobradamente a lo largo de este artículo, pero no olvidemos el otro gran beneficiado de este servicio: las organizaciones.

Y es que en un mundo en el que la imagen y reputación corporativa resultan esenciales para lograr ser competitivo en nuestro sector y en un mercado global, desarrollar políticas de compromiso social que velen por los intereses de las personas que pertenecen o han pertenecido a nuestra organización resulta del todo imprescindible, sea un requisito legal o no lo sea.  Por ello, cada día son más las entidades que recurren a este tipo de Planes de Recolocación de manera voluntaria, sin que exista para ellos la exigencia legal por despido colectivo de más de 50 trabajadores.

La Responsabilidad Social Corporativa se consolida en el mundo empresarial a todos los niveles, forma parte indisoluble de la política estratégica de las compañías, y figuras como el outplacement juegan un papel decisivo en el compromiso social de las empresas que les permite transmitir una imagen de organización que se preocupa por el futuro de sus colaboradores.

Si te ha interesado el artículo Los planes de recolocación externos, beneficios para la persona y la organización,  puedes leer más artículos de Javier Peláez en Influyentes.

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba