Influyentes Cantabria

Zaida de las Heras, una profesional al rescate del comercio en el País Vasco

El  70% de las decisiones de compra se toman directamente en el punto de venta y el 90% de la información que llega a nuestro cerebro es visual. Por eso, para un comercio contar con el apoyo de un consultor especializado en Visual Merchandising significa incrementar sus ventas. Lo sabe bien la especialista cántabra Zaida de las Heras. Profesora de escaparatismo visual en CESINE y empresaria al frente de la consultora que lleva su nombre, hoy aporta la experiencia de dos décadas trabajando para grandes firmas como Cartier o El Corte Inglés al rescate del pequeño comercio de Euskadi a través de la Escuela Vasca del Retail. Hoy en Influyentes te cuenta cómo.

El comercio, y más concretamente el pequeño comercio, lo está pasando mal, el on line de las grandes plataformas ha hecho mucho daño, y la pandemia también.

Todos vemos cuantos comercios han cerrado y están cerrando en las ciudades y, la verdad, es que resulta bastante desolador.

En base a esto, surge la Escuela Vasca de Retail. Es una iniciativa, dirigida al comercio minorista, liderada a través de un Convenio de Colaboración entre el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo y Eusko Ganberak.

Se centra en ofrecer un servicio gratuito y personalizado para cada comercio, adaptándose a su realidad y necesidades, con el objetivo de facilitarle e impulsar su incorporación o crecimiento en diferentes ámbitos.

Como profesional del ámbito del interiorismo comercial y consultora especializada en Visual Merchandising, ayudo a los comercios y comerciantes de todas las maneras que puedo, tanto on line como off line.

La EVR a través de su página web ofrece muchos recursos al alcance de todos sus usuarios. He colaborado con ellos con algunos “post” en los que doy recomendaciones sobre Visual Merchandising, o ideas para escaparates, y con un “webinar” sobre “cómo mejorar tu punto de venta en poco tiempo”.

De manera off line, las tres Cámaras de Comercio vascas me proporcionan los clientes que consideran que necesitan mejorar la imagen de su punto de venta, los visito, audito su tienda, trabajo con ellos y les hago recomendaciones.

Desde revisar su ubicación, su visibilidad, su escaparate, hasta la colocación de sus productos o sus zonas de servicios, e incluso a veces, les hago alguna sugerencia sobre atención al cliente.

Al llevar tantos años dando soporte al comercio de todos los sectores, detecto rápidamente las carencias de sus puntos de venta o de su personal.

Muchas veces, propietarios y equipo de ventas no se dan cuenta de las cosas que se pueden mejorar porque cuando ves algo todos los días te acostumbras a ello y no percibes que algo está mal, o que podría estar mucho mejor.

¡Esa es la ventaja con la que juego como consultora externa! Y eso que tengo que confesar que a veces me da vergüenza decirles algunas cosas. No es fácil decirle a alguien que su tienda está sucia o sus cortinas o alfombras raídas…

Pero sé que, cuando estas cosas mejoran, mejora la percepción que tiene el cliente en el punto de venta, y eso genera deseo por los productos y eso, ¡genera ventas!

Hace años trabajé en un proyecto de este tipo para una conocida marca de motos a nivel internacional, y tengo feedback de los dueños de concesionarios españoles con cifras de años anteriores y posteriores al proyecto, y consideran que los cambios realizados en sus tiendas, contribuyeron a mejorar sus ventas.

La verdad es que no es difícil comprobar que después de mejorar el punto de venta, cuando das prioridad a algún objeto, en un escaparate o en punto destacado de la tienda, las ventas de este producto siempre aumentan.

Me preguntas si las administraciones pueden impulsar este cambio…Creo que sí, que esta idea del Gobierno Vasco ha sido muy buena y podemos copiar el modelo y echar una mano al pequeño comercio.

Se puede destinar algún dinero a los consultores, y nosotros trabajar directamente con las tiendas y sus necesidades: páginas web, imagen del punto de venta, escaparates, iluminación…hay muchos campos que se pueden mejorar.

Mi mensaje es optimista, y digo a los comerciantes que quedamos muchas personas a las que nos encanta comprar en tiendas físicas, y por eso tenemos que dar una experiencia de compra satisfactoria al cliente, para que disfrute en el punto de venta y quiera volver.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba