Influyentes Cantabria

Irene Trujillo: “El modelo de coliving ofrece grandes oportunidades para inversores inmobiliarios y particulares”

Después del coworking, llega el coliving. Casi como una extensión natural del trabajo colaborativo, este modelo residencial comunitario ha llegado desde Silicon Valley para dar solución a miles de jóvenes profesionales que comparten intereses y espacios. El movimiento ha dado paso a un nicho de negocio para inversores inmobiliarios que gestionan viviendas. Y ha llegado a España.

Una de esas empresas del sector inmobiliario es Dovevivo, que abrió hace un año en Madrid su primer edificio de ‘coliving’, un sistema que combina el espacio propio con los espacios compartidos, fórmula de éxito basada en contratos flexibles y servicios. Según la consultora Cushman & Wakefield, en diez años el potencial del mercado de la vivienda compartida puede alcanzar los 550.000 millones en Europa.

Tras su paso por Australia y China, trabajando como responsable de proyectos de gran escala y dirigiendo equipos internacionales, Irene Trujillo es la directora para España de Dovevivo y vicepresidenta de Coword, Asociación Inmobiliaria de Espacios Compartidos. Prevé que en tres años puedan alcanzar las 3.000 camas en nuestro país. También tienen proyectos para Cantabria.

-¿Cómo define el ‘coliving’? 

El Coliving ofrece el mix perfecto entre privacidad y comunidad para hacer networking y amigos, en un contexto global, compartido y de intercambio en el que han irrumpido nuevas formas de trabajar, relacionarnos y de vivir.  Ha tenido muy buena acogida en el mercado español, -estamos casi al 95% de ocupación-, por la fórmula todo incluido: te olvidas de tener que contratar luz, agua, limpieza, mantenimiento o internet; flexibilidad de contratos: el mínimo es solo tres meses de estancia; y facilitar el acceso a una vivienda de alquiler privada con espacios comunes como zona de coworking, sala de fitness, lounge o focus room, que los nómadas digitales y aquellos que ya trabajan de forma deslocalizada aprecian enormemente en Madrid.

-¿Cómo es el modelo de negocio y qué porcentaje aproximado tiene de rentabilidad? 

Ha quedado demostrado que el coliving es mucho más resistente a las fluctuaciones de mercado que otras ramas del Real Estate. En el momento en el que añades los componentes de comunidad y flexibilidad, reforzamos más si cabe esta resiliencia y los inversores se están dando cuenta de esto.

Este es uno de los factores que hace que nuestra ocupación se sitúe a día de hoy en el 95%, en un modelo que tiene una rentabilidad superior al residencial tradicional.

Nosotros somos operadores, es decir que gestionamos y explotamos edificios de terceros: puede ser un fondo, un family office o un propietario particular.

Colaboramos con los propietarios desde el principio de la operación para valorar su viabilidad en modelo de coliving y así maximizar la rentabilidad.

-¿Cómo se estructura una empresa dedicada al coliving?Nosotros funcionamos teniendo el core business in house, con un equipo experto de Desing&Build, Customer Care, Operations, Business Development y Comunicación&Marketing, así como la ayuda de back office. Sin embargo, según el volumen de los proyectos o el tipo de servicio requerido, por ejemplo, en el caso de una limpieza certificada para personas que sean alérgicas, contamos con apoyo externo de empresas especializadas.

-¿En qué se parece y se diferencia de una inmobiliaria al uso?

Una de las diferencias principales la aporta la fórmula todo incluido, la flexibilidad de contratos y facilitar el acceso a una vivienda de alquiler privada con espacios comunes, como hemos mencionado. Pero, además de todo esto, hay una comunidad que te arropa al llegar y te proponen planes en base a tus intereses desde el minuto cero, algo que siendo nuevo en una ciudad o incluso si ya vivías en ella, pero necesitas un cambio de aires, es tremendamente valorado.

-¿Qué presencia tiene actualmente en España y cuál ha sido su evolución desde que entró en el mercado español?

En Italia la empresa lleva operativa desde 2007 y habían detectado que en España este modelo tiene una gran demanda y no estaba desarrollado, por lo que nos hemos lanzado a ello sin dudarlo. La sociedad está cambiando, especialmente en las generaciones más jóvenes, por lo que la oferta debe adaptarse a ello. La comunidad, los servicios de valor añadido, los espacios más flexibles y diversos son conceptos que están en continua evolución.

Aquí en España el mercado del coliving está en fase inicial, pero el modelo está empezando a expandirse rápidamente ofreciendo grandes oportunidades tanto para los inversores inmobiliarios como para el público objetivo.

-¿Qué pasos va a dar Dovevivo a medio plazo en España?

A nivel global, anunciamos recientemente que el fondo americano Starwood Capital invertía 50 millones de euros en nuestra empresa y la adquisición de Altido y Chez Nestor, con estas operaciones cerradas contaríamos con una cartera de 2.500 inmuebles, 13.000 camas, 400.000 metros cuadrados y 1.400 millones de euros en activos bajo gestión, estando presente en una cuarentena de destinos repartidos entre seis países: Italia, España, Francia, Portugal y Reino Unido.

En concreto en España tenemos un plan de crecimiento muy ambicioso en el que prevemos sumar entre 2.800 y 3.000 camas en los próximos tres años, llegando a 5.000 y 6.000 en un plazo de cinco, a nuestra oferta en el país, con la gestión de nuevos activos en otras ciudades, como puntos estratégicos tras Madrid dentro de su plan de crecimiento en el país.

-¿Qué puede aportar Cantabria a este tipo de negocio? ¿Cuenta con propiedades en esta comunidad autónoma, o las tendrá en un futuro?

En Cantabria, así como en otras ciudades, este modelo va a evolucionar y pronto se verán los primeros proyectos de este tipo, no es una moda pasajera sino la evolución del sector inmobiliario siguiendo lo que la sociedad demanda, sobre todo la más joven.

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba