Influyentes Cantabria

RR.HH. 4.0 · La Red LINKEDIN: una herramienta imprescindible para el empleo y los negocios

La gestión de los recursos humanos en la era digital es una realidad que deja atrás formatos tradicionales de búsqueda de empleo y de selección de candidatos. Javier Peláez, consultor estratégico y legal de empresa, experto en RRHH, desarrollo de talento y recolocación laboral, inicia hoy una serie de artículos con la red profesional Linkedin, una herramienta que se ha convertido en imprescindible para el mercado de trabajo y los negocios en nuestro tiempo, como protagonista.

Hablar de Linkedin es reconocer la importancia de una herramienta que ha resultado ser esencial en mi trayectoria profesional, sin la cual seguramente muchos de los objetivos laborales alcanzados en todos estos años no habrían sido posibles.

No solo me ha facilitado mi trabajo diario en organizaciones de todo tipo, sirviéndome de plataforma ideal para cerrar acuerdos y colaboraciones clave, o para encontrar a todas aquellas personas adecuadas que estaba buscando para mis clientes o para mi propia organización, sino también, y en un plano más personal, Linkedin me ha permitido alcanzar las metas profesionales propuestas y darme a conocer en estos últimos 10 años logrando que empresas e instituciones de las que he venido formando parte tuvieran la oportunidad de contactarme y de esta forma poder ofrecerme proyectos interesantes de los que he venido formando parte.

Con más de 700 millones de usuarios en todo el mundo, 12 de ellos solo en España, la red creada en 2003 por Dan Nye en EEUU y que hoy en día recibe dos nuevos miembros cada segundo – en lo que ustedes están leyendo este artículo Linkedin contará con más de 300 nuevos usuarios- se ha convertido en el referente indiscutible para todos los que formamos parte del mercado laboral y los negocios a nivel mundial.

Y con todo, a diario me encuentro con “negacionistas” sobre la eficacia de esta red, que dirigen sus esfuerzos en criticar abiertamente las ventajas y los beneficios de la misma a través de post publicados en el propio muro de Linkedin, lo que a todas luces no deja de ser una paradoja en sus propios términos. Respetable, pero en mi opinión, desacertado.

No debemos de olvidar que la finalidad de Linkedin no solo radica en tratar de engrosar un número cada vez mayor de seguidores y contactos, de publicar más o menos de forma habitual para nuestra “masa crítica”, o de dar un número desorbitado de likes a las publicaciones de los miembros de nuestra red. No, no se trata de eso.

Linkedin nos ofrece un abanico inmenso de posibilidades para alcanzar nuestros objetivos en el terreno del mercado laboral y del empleo, pero también y cada vez con más intensidad, en el ámbito de los negocios y de las ventas. Pero como toda herramienta que se precie, debemos de trabajarla en condiciones de calidad, y por encima de todo, sin olvidarnos de la principales finalidades y objetivos que la red de redes tiene: generar y desarrollar un networking de calidad que nos permita generar sinergias y propiciar colaboraciones de toda condición ahora o en un futuro próximo, y además, otro de los objetivos fundamentales será la de trabajar nuestra marca personal o de empresa, que inexorablemente y en muchas ocasiones irán indisolublemente unidas.

Consejos básicos para crear un perfil de calidad en Linkedin

Para la elaboración de un perfil de calidad, debemos de incluir una foto adecuada que transmita profesionalidad, y sobre todo, que somos personas de fiar, alegres y positivas, otra foto más para nuestro fondo, que esté relacionada con nuestra profesión o en consonancia con lo que pretendemos transmitir, un extracto profesional en donde detallemos de dónde venimos, en qué nos hemos convertido, cuál es nuestro auténtico valor añadido como profesionales, en qué podemos ayudar y hacia dónde queremos dirigirnos, y un resumen experiencial cronológico y formativo que nos defina como profesional y pueda arrojar luz con claridad a cerca de quienes somos.

No debemos de olvidarnos de las recomendaciones, la auténtica llave maestra para ganar en credibilidad y para convertirnos en profesionales “confiables” a través de testimonios, que a mi me gusta denominar 360º, es decir, tratar de conseguir que no solo nuestros responsables directos hablen bien de nosotros, sino también nuestros antiguos compañeros, clientes y proveedores, y como no, nuestros colaboradores que se ha tenido la oportunidad de supervisar.

Nos encontramos en la era de la Responsabilidad Social Individual – RSI- por lo que no solo las empresas deben de preocuparse, y mucho, del impacto que sus acciones tienen en su entorno, con respecto a sus personas, o con el medio ambiente, sino que cada uno de nosotros, como personas individuales, debemos de tener presente la importancia que tiene para nuestra empleabilidad y los negocios, nuestra propia actuación “ahí fuera”, nuestros principios y valores, así como el compromiso social que adquirimos.

Linkedin, como paradigma de empresa con una cultura eminentemente anglosajona, no permanece ajena a esta tendencia imparable, y establece un campo específico para que incluyamos en él nuestra experiencia en voluntariado. No solo tenemos que contribuir a hacer entre todos un mundo mejor, sino que, además, los demás tienen que saber que lo hacemos.

El resto de apartados referentes a licencias y certificaciones, logros, aptitudes y validaciones, o reconocimientos y premios obtenidos, será preciso cumplimentarlo a medida que todos ellos vayan siendo parte de nuestras vidas profesionales, así como el seguimientos a empresas, influencers, universidades o grupos de interés -más importantes de lo que podemos imaginarnos para nuestros objetivos de negocio – que resultará decisivo para conocer de primera mano las últimas noticias de aquellas organizaciones o sectores “target” para nosotros, sobre nuevas oportunidades de empleo, o sobre cualquier otra categoría, que nos permita mantener informados y proceder así a diseñar las siguientes acciones.

No olvidemos que la información es poder, y nuestra imponente red de redes es la gran “big data” para los negocios y el empleo en el mundo, con más de 55 millones de empresas en su seno y cerca de 21 millones de puestos de trabajo ofrecidos a fecha 2020.

Factores imprescindibles a tener en cuenta para un manejo óptimo de la red

Ahora que tanto se habla del Search Engine Optimizatión (SEO), es decir el famoso posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda como proceso para mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores, tenemos que tener muy presente que Linkedin trabaja con sus propios algoritmos de SEO interno, lo que significa que deberemos de trabajar la relevancia de nuestro perfil con palabras clave a lo largo del mismo, incorporando vídeos profesionales, fotografías que sean pertinentes, y trabajando de manera decidida las recomendaciones y las aptitudes y validaciones, que nos permitirán “posicionarnos” de manera privilegiada en el propio buscador de la red.

Si lo que queremos es trabajar la herramienta para incorporarla a nuestro plan de ventas, marketing y comunicación integral, Linkedin nos ofrece servicios que hoy por hoy continúan desarrollándose para incorporar nuevas prestaciones, y que sin duda ofrecen unos resultados extraordinarios para la búsqueda de nuevos clientes objetivo, conseguir un aumento considerable en la captación de leads, o publicar anuncios dirigidos a un segmento muy dirigido.

En todos estos años, han sido muchas las organizaciones privadas e instituciones públicas que han contratado y continúan contratando mis servicios como consultor de estrategia y formador, para que los acompañe decididamente en el manejo de la herramienta. Departamentos comerciales y de marketing de multinacionales de todo tipo de sectores, CEO´s, miembros de embajadas y oficinas internacionales o responsables de recursos humanos, han visto con sus propios ojos, seguramente no con miradas cortoplacistas, los resultados impresionantes alcanzados con Linkedin, y en última instancia han comprobado el retorno de la insignificante inversión que tuvieron que realizar. Algunos de ellos, fueron también “negacionistas” en su día.

Soluciones premium como Sales Navigator, Talent Solutions, Marketing Solutions, Linkedin Ads, Linkedin Insights o el novedoso Profinder (plataforma revolucionaria que tiene como objetivo crear una comunidad de profesionales de servicios para el hogar confiables) constituyen sin duda productos de vanguardia para poder digerir y convertir en nuestro propio beneficio la inmensa cantidad inabarcable de datos que Linkedin pone a nuestra disposición.

Las dos claves esenciales en Linkedin

No obstante, y a pesar de todo lo indicado en este artículo, no debemos de olvidar las que a mi juicio deben de ser las piedras angulares y principales pautas de actuación cuando nos adentramos en el océano “Linkedin”, más allá de la educación y las buenas formas que siempre deben de imperar en cualquier ámbito: La coherencia y la estrategia.

Y es que solo desde una relación lógica entre lo que reflejamos en la red, que no produzca contradicción ni oposición entre lo que somos y lo que transmitimos, y actuando en consecuencia con nuestras ideas, podremos labrarnos un perfil de calidad y una credibilidad imprescindible de cara a nuestra reputación digital, siempre bajo el plan de acción que nuestra propia estrategia, diseñada con anterioridad a posicionarnos públicamente, nos determine.

Solo así, podremos sacar todo el partido a una herramienta que sin duda se ha convertido en imprescindible para el mercado de trabajo y los negocios en nuestro tiempo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba