Influyentes Cantabria

Esperanza Fernández y Jesús Tortosa: Acumen Fellows por un liderazgo moral

 Esperanza Fernández es consultora y dinamizadora de emprendimiento en Inserta y Jesús Tortosa del Valle es Director General de la Cámara de Comercio de Cantabria. Ambos son los dos únicos Acumen Fellows en Cantabria pero aspiran a no serlo por mucho más tiempo. El programa nacido en Nueva York en 2007 para impulsar a la comunidad de líderes de todos los países del mundo, abre una nueva convocatoria. Hoy en Influyentes, Esperanza Fernández te anima a descubrir las posibilidades de esta escuela de líderes para un cambio de sistema.

Jesús Tortosa y yo nos conocimos hace varios años, y si me hubieran dicho que en 2021 estaríamos escribiendo juntos este artículo, hubiera pensado que se trataba de otra realidad. Y en cierto modo, así ha sido.

Jesús es director gerente de la Cámara Cantabria. Yo trabajo como consultora en Inserta-Fundación ONCE. Empezamos a colaborar en proyectos relacionados con la responsabilidad social empresarial, la inclusión laboral de personas con discapacidad, centrados en las empresas… y en las personas. De ahí pasamos a hablar de ODS y la Agenda 2030, de generar impacto, de encontrar el propósito, de ser luz en las noches oscuras. Jesús tiene en su perfil una frase que lo resume muy bien “basta una sola vela encendida para vencer la más oscura de las noches”.  Ambos aspiramos a ser esas velas en esta oscuridad.

Una oscuridad que se manifestaba, por ej. en una crisis de liderazgo. Los líderes de todo el mundo están reforzando el enfoque de que «el ganador se lleva todo el pastel», alentando a las personas a mirar hacia adentro en uno mismo, justo en el preciso momento en el que nuestro mundo necesita que miremos hacia afuera.

Pero… ¿y si hubiera otro tipo de líderes? Yo no me veía como una líder pero sí veía en personas como Jesús, un liderazgo diferente.  Un liderazgo moral. Y su luz fue la que iluminó mi camino.

En todas partes del planeta la gente cuestiona el capitalismo y la democracia, que aún habiendo demostrado ser herramientas eficaces para el crecimiento tienen que renovarse,  ya que han generado también niveles insostenibles de desigualdad, cambio climático y una cultura de desconfianza y división. Nuestras viejas instituciones ya no sirven, tenemos que renovarlas.

¿Pero cómo se hace esa renovación? ¿Cómo impulsamos una revolución moral?

Descubrí que esta forma de hablar y de ver el mundo, con ojos sistémicos, escuchando las voces nunca oídas, siendo una pequeña vela que alumbre, tenía un nombre detrás, Acumen.

Acumen ha estado experimentando con enfoques para construir un capitalismo más inclusivo para resolver problemas de pobreza y mejorar la dignidad humana. Lo que se necesita para combatir la corrupción, la burocracia y la complacencia. En Acumen comprendemos la dificultad de crear empresas y organizaciones exitosas y sostenibles que midan el éxito no solo a través de la viabilidad financiera sino también en cómo se trata a los pobres, los vulnerables y la tierra. Sabemos que las respuestas a nuestros mayores problemas no se encuentran sólo en los mercados, el gobierno o la caridad, sino en todos y cada uno de nosotros.

Y sobre todo, sabemos que no existe una hoja de ruta para construir un futuro en el que cada uno de nosotros seamos importantes. La única posible solución es apostar por el liderazgo de las personas.

Es por esto que Acumen Academy ha construido un ejército, una gran cohorte,  compuesto por más de 900 líderes a nivel global que están en el camino de dominar las habilidades, atributos y valores de un liderazgo moral a través del Programa de Fellows de Acumen.

Hoy más que nunca, necesitamos personas que lideren desde la imaginación moral: una combinación de empatía, inmersión, comprensión y acción. Liderar hoy requiere un sentido de compañerismo, el saber que no estás solo en el largo y difícil viaje de hacer un cambio real y sostenible.

En ese liderazgo sí me veía reflejada. Jesús abrió camino en España formando parte de la primera cohorte, en un año tan complicado como fue el pasado 2020, y me empujó a formar parte de la segunda cohorte este 2021. Formamos parte de otra realidad que estaba iluminando el mundo oscuro que nos rodeaba.

Ahora, tras el éxito de las dos primeras Cohortes de Fellows españoles, estamos buscando al siguiente grupo de personas que quieran formar parte del cambio. Imagina formar parte de un movimiento que pueda impulsar a personas con las habilidades y herramientas de liderazgo moral que posteriormente van a transmitir las mismas capacidades a aquellos en sus propias comunidades y sectores. Esto es lo que estamos empezando a hacer.

Como colectivo, estos líderes enseñan que el cambio es posible. Los Acumen Fellows han impactado a más de 8 millones de personas directamente a través de la creación de empleo o al servir a grupos de bajos ingresos con educación, atención médica o productos agrícolas, cambiando leyes… por ejemplo. Están construyendo modelos de capitalismo participativo y economía circular. Lideran movimientos escolares y libran la paz en áreas de postconflicto.

Aquellos que se inscriben en este viaje no buscan espacios seguros, sino entrar en lo desconocido, se atreven a rechazar el status quo para construir nuevos paradigmas. Se inscriben para apoyar a los más necesitados. Tenemos la intención de acompañarlos como se acompañan unos a otros, todos de pie, caminando juntos en un mundo que exige que tomemos lo imposible y que no cesemos hasta que hayamos construido, juntos, un mundo que se base en la dignidad humana. Y tenemos una gran esperanza.

Ahora, es el momento para formar parte del cambio. Ese otro mundo posible, necesita tu luz. Abrimos las inscripciones el 3 de noviembre ¡no dejes que se te pase la oportunidad de convertirte en Acumen Fellow! Contáctanos! spain@acumenacademy.org

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba