Influyentes Cantabria

Edy Asenjo: el artista/empresario que llevó el teatro a la era digital

Fue el primer actor cántabro en ganar un Premio MAX, los Goya del teatro. Luego, el primero en exhibir montajes en vivo para 30 personas en el salón de una vivienda señorial,  El Principal. Después, el primer productor en desarrollar un espectáculo de calle en el que el público puede participar a través de una app, Calles Malditas. Ni una pandemia ha sido capaz de impedir que un artista y empresario acostumbrado a crear lo que no existe siguiera haciéndolo. El resultado de un año de trabajo fuera de foco es una nueva fórmula tecnológica de consumo teatral que, en directo, permite al espectador conectado  vivir la obra desde el cuerpo de cualquiera de los personajes protagonistas e incluso “cambiar de cuerpo” durante la función saltando de uno a otro personaje o siguiendo la acción desde las seis distintas cámaras robotizadas instaladas en el espacio en el que transcurre el montaje. El nuevo sistema digital de consumo teatral se llama e-escena. Edy Asenjo ha vuelto a ser el primero. 

Cuando todas las empresas se digitalizan ¿cómo digitalizar una empresa cultural? Esta es la pregunta que el Ministerio de Cultura trasladó a la empresas de toda España. Cerca de 1.000 respondieron. Sólo 80 de los proyectos presentados fueron seleccionados para recibir el apoyo que los hiciera posibles.  Plató Principal, de Edy Asenjo es uno de ellos.  El equipo que seleccionó las propuestas entendió que no es un punto de llegada, sino precisamente el punto de partida para la digitalización de propuestas escénicas en vivo más allá de la emisión en streaming. Y así lo entendió también el Ayuntamiento de Santander, otro de los apoyos de esta iniciativa de innovación tecnológica en el ámbito de la industria cultural.

Un año de investigación y desarrollo de modelos ha sido preciso para que el sábado 27 de marzo tenga lugar la primera experiencia de e-escena, retransmisión  de un montaje teatral en directo en el que el espectador conectado puede seleccionar desde qué personajes quiere vivir la obra e incluso “cambiar de cuerpo” durante la función exactamente igual que en un videojuego, saltando de uno a otro personaje o siguiendo la acción desde las seis distintas cámaras robotizadas e integradas en la decoración del espacio en el que transcurre el montaje. Quienes quieran vivir la experiencia deben reservar su entrada en www.platóprincipal.com.

Pero ¿Cómo se hace?

Con un “vestuario tecnológico” que los actores portan bajo los ropajes de época propios del montaje. Dos kilos de cables, micrófonos y cámaras ocultos bajo el vestuario de época de los actores. Un equipo tecnológico que no existía como tal, que fue preciso desarrollar e integrar partiendo de material en su mayor parte sin venta directa en España, en algunos casos tampoco en Europa y que en plena pandemia fue preciso adquirir en Estados Unidos y Alemania. 

Ajustar el peso, autonomía y la ergonomía e integración de los equipos sin cables que cada actor lleva en su cuerpo a las necesidades de movimiento de los actores en escena, ha sido un desafío.

El resultado es literalmente estar dentro de la escena. Las cámaras que portan los actores son idénticas a las que la NBA ubica en las canastas para potenciar la emoción de quienes siguen sus partidos por televisión. Cámaras robotizadas entre el atrezzo de la escena completan una dotación que marca la diferencia: si seguir un evento en streaming supone ver lo que el realizador quiere mostrar, en Plató Principal el espectador tiene todo el poder para cambiar de personaje y moverse por el espacio teatral con la misma libertad que si estuviera dentro, sin ángulos muertos.

La e-escena, así es como se denomina esta fórmula, se estrena el 27 de marzo en una función que no aspira tanto a ser perfecta como a ser el nacimiento de un nicho de posibilidades para las empresas de artes escénicas que han visto su actividad o cesada o restringida. A partir de ahora, las retransmisiones en formato e-escena o la fórmula mixta con aforo restringido y público conectado abren opciones nuevas para rentabilizar las taquillas.

Los actores Tobías Lobera, Arancha de Miguens, Paz González, Juan José Paredes y Luis Azcona son “los pioneros” que estrenarán El Padre de Strindberg en versión e-escena dentro de un proyecto que cuenta con las garantías técnicas de las empresas cántabras Trevol y Creaciones Semarac.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba