Influyentes Cantabria

Dos cántabros «apadrinados» por el mecenas de Mercadona

Son cántabros, se llaman Samuel y Adrián Martínez, fabrican muebles personalizados a través de procesos y  materiales ambientalmente responsables y son dos de los «favoritos» del Presidente de Mercadona,  Juan Roig.

Su startup STOL  es una de las que Roig ha seleccionado como empresas que merece la pena apoyar  y eso es importante porque la Lanzadera valenciana ha dado alas ya a 600 nuevas empresas que han generado 3.250 empleos. ¿Cómo? Con formación y financiación. Exactamente consiguiendo 130 millones de euros en inversiones y 15 millones de euros de financiación en préstamos.

STOL acaba así de convertirse en una entre mil pohttps://lanzadera.es/proyecto/stol/rque esta es la cifra de aspirantes al lugar que ocupa en el proyecto del Presidente de Mercadona la empresa dos dos cántabros que ya cuentan con experiencia en el sector a través de su negocio Campoloco.

¿Qué tiene que tener un proyecto empresarial para convencer a uno de los empresarios españoles con la nariz más sensible para detectar el éxito? En el caso de STOL, la apuesta por  dos de las vías que van a llevar a un negocio al futuro: la digitalización y la personalización. Pero la plataforma de impulso empresarial que ha convertido a Roig en un mecenas de los negocios pone el ojo además en modelos basados en blockchain, bussines inteligente, data, ciberseguridad, experiencia de cliente, entrega a domicilio, domótica,  ecología, economía circular, ergonomía, impacto social, IoT, movilidad, nuevas formas de conectar, productos saludables, realidad virtual o robótica.

Sin embargo, hay un denominador común menos visible bajo los 600 proyectos que la aceleradora empresarial valenciana ha apoyado hasta ahora: todos generan conocimiento sobre nuevos procesos de elaboración o comercialización de bienes o servicios que impulsan el avance no solo en su sector. Y un avance en una dirección concreta, la de una sociedad más justa, sostenible, accesible.

A partir de hoy, los dos cántabros que en 2017 decidieron pasar de vender muebles a además fabricarlos personalizados,  se han convertido en dos Influyentes que van a recibir formación para el éxito y puede que una financiación de hasta 200.000 euros para impulsar el crecimiento de la empresa.

STOL que ya cuenta con sede física en Cantabria y Madrid  es la autopista por la que el sector del mueble transita desde un modelo tradicional, Campoloco, hasta el modelo del futuro: la fabricación personalizada y sostenible. Un modelo que apuesta por muebles únicos, diseñados y fabricados para durar. Y para que no solo el negocio sino también el planeta, dure.

Ir arriba
X