Influyentes Cantabria

Cristina Aleixendri: “el premio EIT Woman muestra que el transporte marítimo puede estar a la vanguardia en innovación”

Cristina Aleixendri Muñoz es cofundadora de bound4blue, una start-up que ha desarrollado un sistema de vela rígida para embarcaciones que se pliega y se orienta de forma autónoma, ayudando a las embarcaciones a ahorrar en combustible al utilizar el viento para impulsar sus motores, reduciendo las emisiones de carbono. Recientemente ha recibido el premio EIT Woman y Forbes la ha incluido en la lista de los jóvenes más influyentes menores de 30 años. Influyentes ha hablado con ella para conocer mejor que hay detrás de esta emprendedora. 

La directora de operaciones de bound4blue recibió en diciembre el premio EIT Woman, que ha reconocido su trayectoria como emprendedora, un galardón que ella asociada “fuertemente” a bound4blue, por eso “siento que no merezco este reconocimiento yo sola, porque un proyecto crece gracias a las personas que lo forman. Los logros por los que me han premiado también son parte del resultado del trabajo de un gran equipo como el que está detrás de bound4blue. Para nosotros, es como una palmada en la espalda, que nos dice que a pesar de todos los retos que hemos superado, vamos por el camino correcto”. 

En la actualidad, sólo el 2% de los 1,2 millones de marineros del mundo son mujeres, y resulta que únicamente uno de cada diez emprendedores en el sector marítimo son mujeres. “Este reconocimiento muestra que el transporte marítimo también puede estar a la vanguardia de la innovación en Europa, y que las mujeres también son relevantes en este sector, por lo que, personalmente, lo tomo con una enorme responsabilidad”.

Cristina, que asegura que “emprender no es un camino fácil lo hagas desde dónde lo hagas, aunque intenten convencernos de lo contrario” explica en esta charla que bound4blue decidió hacerlo en España “aprovechando todo lo que el país podía hacer por nosotros en vez de lo que no”. Los primeros armadores que han confiado en su tecnología son armadores españoles, cuentan con los mejores proveedores para fabricar sus sistemas y “hemos recibido apoyo financiero por parte del Gobierno de Cantabria, ENISA y Europa (a través de dos proyectos cofinanciados por Fondo Europeo Marítimo y de Pesca)”, señala

Para llegar a donde hoy está ha tenido que superar bastantes retos, desde desarrollar los primeros prototipos y llevar la tecnología a escala real, hasta buscar financiación y convencer al sector. Tampoco espera que a partir de ahora el camino sea más llano, ¡todo lo contrario! Previamente y hablando de su carrera señala que en ella no te enseñan cómo llevar una idea a la realidad, “aunque de todas formas creo que es algo que se debe aprender experimentando.No todo ha sido un camino de rosas”.

Hablando de la incorporación de las mujeres al sector tecnológico y de fórmulas para revertir la actual situación, Aleixandri detecta que la raíz del problema está en la infancia, específicamente en el entorno social de las niñas. Hay numerosos estudios que demuestran que, a partir de los 6 años, comienzan a sentirse menos inteligentes que los niños y van acumulando inseguridades para dedicarse a carreras STEM. Esto al final se traduce en que, sólo un 25% de los estudiantes matriculados en ingenierías sean mujeres.

Para solucionarlo considera que a través de la educación y de mujeres referentes, “podemos desafiar los roles de género arraigados y empoderar a las nuevas generaciones. España cuenta con increíbles mujeres emprendedoras que podrían actuar como modelos a seguir y contribuir a elevar las aspiraciones futuras de las jóvenes”.

Pero además, y para que las mujeres puedan tener las mismas oportunidades, cree que “debemos mejorar el acceso a los recursos financieros y de capital humano para las mujeres. También hay una falta de oportunidades de networking para emprendedoras. Sería clave construir comunidades específicas en España para facilitarles el acceso a redes locales y globales dentro de sus industrias. 

Porque los datos, explica,  no dicen lo mismo. Hay una falta de inversión en empresas de tecnología lideradas por mujeres. Según European Women in Tech, en 2018, sólo el 2% de las inversiones de capital de riesgo europeas se destinaron a equipos fundados por mujeres frente al 93% que se destinó a equipos fundados exclusivamente por hombres. 

Cristina Aleixandri forma parte de la lista Forbes de los jóvenes más influyentes menores de 30 años, y cuando le preguntamos por esta cuestión, es clara: “es algo con lo que fantaseaba cuando empecé el proyecto, así que no te puedes ni imaginar la alegría que sentí al ver que estaba en la lista europea la misma mañana que la publicaron. La gente que sale en esta lista son grandes referentes para mi, así que verme entre ellos fue un sueño hecho realidad. Este tipo de reconocimientos te ayudan a darle visibilidad al proyecto, lo que nos ha ayudado a atraer más financiación y clientes.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba