Influyentes Cantabria

Roberto García: «Cabify o Uber han revolucionado su sector con tecnología sin ser tecnológicas»

Roberto García García, tiene la vista puesta en «compañías como Cabify o Uber que han revolucionado su sector aplicando la tecnología sin ser tecnológicas». Ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad de Cantabria y Executive  MBA por ESIC, es el Director General de  Ambar Telecomunicaciones, empresa centrada en proyectos de Digitalización e Industria 4.0. Hoy en Lo Mejor de Influyentes recuperamos su reflexión sobre la digitalización, no como un posible paso a dar, sino como cita ineludible en la agenda de las  PYMES.

‘’Digitalizarse ya no es una opción’’. Nuestros modelos de negocio están cambiando de una forma muy rápida y esto hace que nos tengamos que adaptar, como mínimo, con esa misma velocidad. Por ejemplo, si echamos la vista atrás, vemos que compañías como Cabify o Uber nacidas hace menos de 10 años han revolucionado su sector aplicando la tecnología a su modelo de negocio sin ser compañías tecnológicas. Por este motivo, y principalmente las PYMEs (recordemos que son más del 90% del tejido empresarial de este país), deben ser capaces de adaptarse a esos cambios y transformarse o serán incapaces de sobrevivir.  Hay estudios que  indican que en los cuatro próximos años el 40% de las compañías  no tendrán el aspecto con el que hoy las conocemos.

El impacto de la pandemia ha hecho que muchas empresas pongan en marcha la digitalización a marchas forzadas, alejándose así de un plan con objetivos alcanzables y un proceso bien definido, el cual debe convertirse en un ciclo de  mejora continua en la búsqueda de la resiliencia.

Digitalizarse no tiene por qué ser complicado, de hecho debería ser parte de la estrategia de todos los negocios actualmente. No solo la pandemia ha sido parte del motor tractor de la digitalización, sino también la crisis y la falta de competitividad del mercado occidental, que ha tenido que reaccionar para activar sus planes de crecimiento.

Sin duda 2021 será un año para aprender, innovar y, sobre todo, destacar sobre la competencia aprovechando la tecnología y el conocimiento de los partners tecnológicos para apoyar a las empresas y administraciones en los procesos de crecimiento y escalado del negocio gracias a la digitalización. Nosotros tenemos estudiadas las tendencias y podemos dar algunas pinceladas sobre las mismas:

La Ciberseguridad: muy importante ya que ahora mismo muchos empleados están fuera del perímetro de control de la empresa y debemos focalizarnos en esos ataques que puedan llegar desde fuera de la red física de la compañía.

Los Datos: la protección de los datos y la buena gestión de los mismos serán fundamentales para la estrategia de las empresas. No solo es un elemento que nos ayudará a conocer mejor el mercado y a trazar la estrategia de acuerdo a las tendencias, sino que una gestión ineficaz de los mismos puede costar caro no solo a nivel económico, sino reputacional.

La inteligencia artificial (IA): ya lleva haciéndose hueco años, se ha potenciado mucho debido a la pandemia y su crecimiento será exponencial debido a sus múltiples usos. Siri, Alexa, el traductor de Google, el enfoque de la cara en la cámara de los Smartphone, esto es solo lo básico, pero las empresas lo harán suyo y veremos el auge de los edificios inteligentes, las Smart-cities… entre otros.

El Machine learning, chatboots y soluciones COVID: esta tecnología sin duda va a  experimentar un gran desarrollo debido a su uso comercial y para evitar contagios. Desde los chatbots, que cada vez reducen más las tareas repetitivas en las empresas, hasta los detectores de temperatura o las herramientas de reconocimiento facial y conteo de personas.

Y la Salud Conectada: vamos a ver un gran desarrollo de la salud digital: desde la migración a la nube, hasta la creación de herramientas y apps para realizar consultas online. Ambar ya se encuentra investigando e invirtiendo en proyectos de innovación tecnológica relacionada con la salud porque consideramos que la tecnología debe estar al servicio de los sectores críticos.

Desde Ambar aconsejamos siempre a las empresas que quieran digitalizarse (sin importar su tamaño, negocio, industria) que se pongan en buenas manos y activen el piloto automático para dejarse asesorar y sobre todo que no se pongan límites. La tecnología nos ha demostrado que no tenemos límites si queremos trabajar podemos hacerlo, eso sí adaptándonos en innovando en los procesos.

Es un cambio muy grande que hemos tenido que hacer en la mentalidad, pero no solo nosotros, sino los clientes, las administraciones y todo el mundo. Hemos pasado de cero a cien en pocos meses y el cambio cuesta y más si no estás acostumbrado a innovar tecnológicamente.

La tecnología solo es la base de la digitalización. Sin un plan, unos objetivos y un partner tecnológico que te acompañe durante el proceso y te ayude en cada fase es muy complicado que una empresa logre cerrar el ciclo. En cambio estará siempre reparando parches y apagando fuegos.

 

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba
X