Influyentes Cantabria

RECICLOS, el sistema de reciclaje con recompensa de Ecoembes, llega a Santoña

Santoña es el laboratorio de Cantabria en el que se está experimentando el nuevo sistema RECICLOS, que facilitará a sus más de 11.000 vecinos obtener recompensas cada vez que reciclen sus latas y botellas de plástico de bebidas en los contenedores amarillos situados en la vía pública. RECICLOS es  el Sistema de Devolución y Recompensa (SDR)  desarrollado por Ecoembes, la organización ambiental sin ánimo de lucro que coordina el reciclaje de envases en todo el país, que ya ha extendido a 3,2 millones de españoles de todas las comunidades este sistema de recompensas por reciclar desplegado en un total de 43 municipios con 14.600 contenedores amarillos adaptados a esta tecnología.

Santoña se ha convertido en la primera ciudad de Cantabria en apostar por este sistema de reciclaje que premia a los ciudadanos recicladores con incentivos que ayuden a mejorar su entorno más cercano, mientras siguen fomentando la circularidad de los envases, contribuyendo a darles una nueva vida.

La colaboración entre la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la empresa pública MARE, Ecoembes, y el Ayuntamiento de Santoña, han logrado que la villa marinera  experimente este nuevo sistema.

Para hacer uso de RECICLOS, los ciudadanos solo tienen que registrarse en la webapp y, en casa, escanear el código de barras del envase que quieren reciclar antes de tirarlo al cubo. Una vez en la calle, cuando acudan a uno de los 45 contenedores amarillos de las calles de la localidad –a los que se les ha incorporado tecnología- con su bolsa de envases, deben depositarla allí y escanear el código QR que hay en cada contenedor. Al hacerlo, obtendrán puntos, denominados RECICLOS, que podrán cambiar por los incentivos sostenibles y sociales disponibles. Estos puntos tendrán un límite semanal con el fin de que los ciudadanos no solo reciclen más y mejor sus envases, sino que consuman de forma responsable.

El SDR RECICLOS nació en TheCircularLab, el centro de innovación abierta de Ecoembes. Después de su implantación en varios municipios de Cataluña como proyecto piloto, RECICLOS ya está en varios municipios de esta región, así como en la Comunidad de Madrid, Andalucía, Aragón, Murcia, La Rioja, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Navarra, Asturias, Galicia, Extremadura y, ahora, Cantabria. Además, también hay instaladas máquinas de reciclaje en estaciones de Ferrocarriles en el Área Metropolitana de Barcelona y en mercados municipales de la ciudad de Valencia que recompensan a los ciudadanos que reciclan en ellas.

A lo largo de este año, se prevé que este pionero sistema de reciclaje llegue a todas las autonomías del país, contando con contenedores amarillos que incorporen su tecnología y con máquinas situadas en otras estaciones de transporte y centros comerciales y de ocio facilitando, de esta forma, el reciclaje de las latas y botellas de plástico de bebidas generadas dentro y fuera de los hogares.

¿Qué se hace en otros países?

En un total de 31 países europeos, como Francia, Italia, Bélgica, República Checa o Reino Unido, están implantado el mismo sistema de reciclaje de envases que en España, con tres contenedores, y en el que se apela a la voluntariedad y concienciación medioambiental de los ciudadanos. En total, el 95% de los envases que se reciclan en Europa lo hacen a través de los conocidos contenedores de colores.

Adicionalmente, en Alemania, por ejemplo, cuentan con el llamado pfand (depósito) en los envases de bebidas. El sistema se basa  en un depósito en dinero que se cobra adicionalmente a la compra de una bebida que esté envasado en plástico, lata o vidrio. Una vez consumido, el envase se entrega en un punto de retorno o máquina de reciclado -generalmente habilitados en supermercados-, o en la calle y  este depósito es devuelto en dinero en efectivo o como descuento para una siguiente compra en el local, independiente de si las bebidas fueron compradas en ese mismo lugar o no. La Ley en Alemania establece que ciertos supermercados o puntos de venta que vendan bebidas embotelladas, deben tener un lugar donde devolver los envases con el pfand (depósito). Estos envases son recolectados y transportados para luego clasificarlos y reprocesarlos.

Desde el nacimiento de este depósito, en el año 1991, el país ha logrado reciclar el 98% de sus botellas plásticas y un 98,5% del total de los envases con pfand, el triple de lo que se conseguía previa a la aprobación de “Ley de Reciclaje y Gestión de Residuos” , según Deutsche Umwelthilfe.

En Francia están considerando su aplicación a nivel nacional e Inglaterra planea implementarlo a partir del año 2023. En tanto, la Unión Europea, en su Directiva sobre plásticos de un solo uso, requiere que sus estados miembros recolecten el 77% de las botellas de plástico de un solo uso comercializadas para 2025, y el 90% para 2029.

Hoy, en Europa, son 10 los países que operan bajo este sistema: Croacia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Islandia, Lituania, Países Bajos, Noruega y Suecia, destacando Noruega como el caso de mayor éxito, alcanzando una tasa de reciclaje del 99% del total de los envases con depósito.

En el mundo, lo hacen más de 40 países y 21 estados de EEUU y es que, según un estudio realizado por el Comité de Medio Ambiente del Parlamento del Reino Unido los países con SDDR para botellas de plástico tienden a reciclar entre un 80% y un 95%.

 
 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba