Influyentes Cantabria

Patricia Gómez: Cinco ideas para luchar contra la fatiga pandémica desde los recursos humanos

Patricia Gómez, responsable de Expansión y Comunicación de Nexian

Se cumplen 10 meses de alerta sanitaria, una situación para la que nadie estaba preparado ni personal ni laboralmente hablando. Este estado de excepción ha obligado a las empresas, no solo en Cantabria, sino de todo el mundo, a explorar y poner en práctica fórmulas para continuar su actividad, de manera más o menos creativa. El teletrabajo, en sus diferentes versiones, ha sido una de ellas. En Nexian lo adoptamos de manera inmediata días antes del anuncio del estado de alarma, para así garantizar el mismo nivel de servicio a aquellas personas y empresas con las que trabajamos.

A pesar de ser una solución real, y que está funcionando, se trata de una modalidad laboral que comienza a acusar cierto cansancio entre los empleados de algunas empresas. En esta situación, desde Nexian hemos querido analizar la realidad actual de las compañías nacionales con las que trabajamos a diario, a partir de las experiencias vividas por organizaciones de todos los sectores durante los últimos meses.

Esta “fatiga pandémica” se debe, en gran medida, a la distancia creada con el trabajo en remoto. Y es que muchos aspectos relacionados con la satisfacción laboral de los empleados tienen su origen en el trabajo conjunto, de forma colaborativa, en el mismo espacio.

La paradoja la encontramos en que esta brecha física ha de entenderse, aún, como la norma para que la actividad empresarial continúe, por lo que las empresas han de encontrar la manera de mantener a sus equipos cohesionados.

De nuestro estudio hemos establecido cinco ideas, de muy fácil implantación, para reinventar la cultura de la empresa y reforzar la satisfacción laboral de las personas empleadas en épocas de pandemia a través de la comunicación interna.

La primera es medir constantemente el pulso al equipo, diseñando los mecanismos de retroalimentación que mantengan al grupo concentrado y comprometido con los objetivos generales de la empresa. Se trata, de alguna manera, de recrear esos momentos de interacciones espontáneas en la oficina, pero con las herramientas que dispongamos en el modo de teletrabajo.

Una segunda recomendación es no guardar el feedback para mañana. La comunicación, a través de reuniones a distancia o canales en remoto, ha de ser constante, transparente y cercana, especialmente cuando se trata de que los responsables puedan reconocer el trabajo y el esfuerzo de sus colaboradores.

En tercer lugar, y es algo que en Nexian hemos comprobado desde dentro, es importante mantener los eventos para empleados. Para que las empresas mantengan la cercanía con sus equipos, y a pesar de la barrera de la distancia, será necesario reinventarse y establecer todos aquellos eventos virtuales posibles o necesarios, que servirán para elevar la moral, reconocer a los empleados y generar, en definitiva, una importante sensación de grupo.

La cuarta idea pasa por creer fielmente en los beneficios de la flexibilidad, confiando en la responsabilidad y lealtad de los empleados. Facilitar la flexibilidad laboral hoy tan solo puede traer beneficios para el mañana, incluso cuando se desactive toda alerta sanitaria. Si algo nos ha enseñado esta situación es que, con organización y esfuerzo, es posible compatibilizar cargas laborales y familiares sin que merme la calidad en ninguno de esos planos.

En último lugar, y aunque pueda parecer obvio, desde Nexian apostamos por poner el foco en atraer al mejor talento posible. Para ello, valerse del teletrabajo como opción para el desempeño de las funciones laborales puede ser clave para romper las barreras (geográficas, de horarios, etc.) que existían antes.

La pandemia ha puesto a prueba la capacidad de las empresas para cohesionar a sus equipos y lograr la satisfacción laboral de los empleados. Una vez superado este reto, el de entornar la cultura de empresa hacia los nuevos modelos productivos, volverán la confianza, la perseverancia y el ánimo positivo en el día a día de sus equipos. A través de estas iniciativas, o de otras mucho más específicas, podemos reforzarnos como profesionales, fortalecer las capacidades de la empresa, y no caer en el olvido.

Hacerlo acompañado, desde la experiencia de un equipo dedicado en cuerpo y alma a optimizar la gestión de los recursos humanos en las organizaciones, puede ser la clave para lograr esa transformación de manera ágil y sencilla.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba