Influyentes Cantabria

Kolyy: una startup a la conquista de un mercado de casi 8 millones de perros

Hasta 200.000 perros se pierden al año en España. Las consecuencias: millones de horas de búsqueda a cargo de propietarios y de redes de voluntarios, posibles accidentes de tráfico y desenlaces desafortunados en muchos de los casos. Como para casi todo, la empresa tiene una propuesta de solución. Se llama Kolyy, es un “smartwacht” para perros y el producto en torno al que nace una de las últimas startups seleccionadas para incorporarse a la Lanzadera de empresas de Juan Roig.

Fundada en Barcelona en 2020 con una inversión inicial de 400.000 euros,  Kolyy es una de las startups seleccionadas por el fundador de Mercadona para incorporarse a la Lanzadera que impulsa con formación, financiación y recursos los proyectos más prometedores al medio y largo plazo. Con un mercado potencial de 29 millones de mascotas solo en España, de las que casi ocho millones son perros, el futuro de la empresa que desarrolla y comercializa un collar inteligente no puede ser más prometedor.

La carrera hacia el éxito arrancó cuando Pol García perdió a uno de sus perros. Él y su amigo, Miguel Martínez, decidieron abandonar sus empleos para apostar por la solución que hubieran querido tener en la mano en ese momento: un collar inteligente que permite geolocalizar a la mascota perdida.

Kolyy está equipado con tecnología de localización por GPS donde, a través de una App, el propietario puede ver en un mapa la posición exacta en la que se encuentra el perro. Además, permite almacenar y reconocer hasta 5 direcciones de hogar conocidas. Si el collar sale de la zona segura, empezará a registrar su posición al instante.

Registra la localización de las antenas a las que se conecta para y devolver su posición en cuestión de segundos y una vez activado el modo perro perdido, permite localizar a tiempo real la posición del perro de manera simple a través de la aplicación.

El objetivo inicial era romper la estadística que dice que 1 de cada 3 perros se pierde alguna vez en su vida y solo la mitad vuelve con sus familias. Sin embargo las aplicaciones de la tecnología van más allá y permite llevar un seguimiento del estado de salud del animal. Para ello, el collar registra su actividad diaria en número de pasos y tiempo activo/reposo, realiza un control mensual apoyado con especialistas veterinarios e identifica alteraciones en sus hábitos diarios de actividad permitiendo anticiparse a los problemas de salud.

En un entorno en el que los cuidados alargan la vida de las mascotas, esta función es especialmente útil porque permite detectar aquellos síntomas que los perros no manifiestan de forma explícita. Lo cierto es que a día de hoy más de 22.000 perros llevan ya el collar Smart Kolyy en su cuello en toda España.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba