Influyentes Cantabria

Tendencias y comunicación

Cualquier profesional de la comunicación sabe hoy perfectamente qué formatos narrativos debe utilizar, qué es el storytelling, el storydoing, la importancia de emocionar, de realizar contenidos personalizados, los contenidos híbridos, redes sociales… En definitiva, de adaptarse a un momento en el que, más que nunca, tenemos que ‘atrapar’ a nuestros públicos.

A estas alturas del año comenzamos a leer artículos que desgranan cuáles van a ser las tendencias comunicativas que nos esperan.  Pero lo que hoy quiero contarte es la importancia de que tu consultora, o la persona que gestiona tu comunicación, esté atenta a las tendencias de tu sector: industrial, educación, alimentación, institucional… para trabajar contigo estrategias que te diferencien y permitan que tu cabeza sobresalga por encima de la de tu competencia, logrando, por ende, que tu mensaje sea el que se escuche. Además, pueden ser valiosos indicadores de alerta temprana de problemas potenciales y dificultades con los cambios o en el nivel de servicio hacia los clientes.

De esta manera, no solo se diferencia tu estrategia de comunicación, sino que el trabajo se hace mucho más divertido, apasionante y retador. Se le añade un punto de transgresión, que permite que el día a día no se convierta en una sucesión de reuniones, llamadas, foros y encuentros en los que se tiene la sensación de vivir en un permanente día circular sin fin.

La visión externa, el ojo permanentemente abierto al cambio, hacen que un día no se asemeje al otro y que la labor de comunicar sea fascinante y atractiva, tanto para el cliente como para nosotras como consultoras.

¿Por qué son exitosas las marcas de éxito? y permitidme la redundancia, porque acogen las tendencias del mercado adelantándose al futuro sin miedo a que este les atrape con el pie cambiado. Esto requiere dos cosas: por un lado, estar al tanto de estas tendencias y, por otro, estar abierto a su desarrollo para anticiparse y adelantarse con estrategias que incluyan la innovación.

Por tanto, al sumar a la estrategia de comunicación un análisis de tendencias proactivo, se puede impactar en nuestros públicos antes de que los cambios nos arrollen dejándonos atrás.

Esta incorporación de las tendencias a la comunicación apuntalarán la sostenibilidad de tu negocio en el tiempo y te ayudarán a conectar con tu público. Saber qué busca, qué quiere hacer, qué le preocupa, qué música escucha o qué series ve, por ejemplo, son mucho más que datos. Son claves que te permitirán hacer contenidos que realmente tengan enganche, que enamoren. Porque, aburridos de contenidos enlatados, seguimos queriendo ver personas y si son personas que hacen lo que al usuario le gusta, que conectan con lo que busca, la diferenciación está asegurada.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba