Influyentes Cantabria

Gaman, la startup referente en emprendimiento y discapacidad

Nadie más en España lo hace. Cuando una persona con alguna discapacidad o movilidad reducida se encuentra en un espacio público, la mayoría de las veces no cuenta con una instalación higiénica adaptada a sus necesidades. La empresa Gaman se ocupa de diseñar, fabricar e instalar los llamados cambiadores inclusivos. Su trabajo ha multiplicado la libertad de movimientos de las miles personas que precisan este apoyo. Su empresa es un referente en emprendimiento y discapacidad.

Marián Andrés, usuaria de estas instalaciones e impulsora de la asociación, y los estudiantes de Liderazgo Emprendedor e Innovación Andoni Etxebarria y Alazne Urquijo, unieron sus fuerzas y capacidades para impulsar un proyecto que es más que una empresa, se trata de un medio de normalizar la vida de miles de personas y de fomentar el empleo para colectivos vulnerables.

Con sede en Bilbao y constituida como sociedad en 2021, Gaman ha sido una de las seis iniciativas seleccionadas para la final a nivel nacional de Global Entrepreneur Student Awards. Ahora sus cambiadores inclusivos se encuentran en estadios de fútbol, grandes superficies, o playas como las de Barcelona.

P.- Desde que nació GAMAN, ¿qué resultados habéis tenido en cuanto a peticiones de producto?

Gaman como sociedad fue constituida el pasado año pero no ha sido hasta enero de este año realmente que hemos arrancado con actividad real.

En ese aspecto no podemos adelantar demasiado acerca de proyectos ya que aún hay proyectos que no son oficiales. De las instalaciones de módulos ya realizadas en las playas de Barcelona, podemos decir que son ya más de 40.000 usos que se han hecho en los cambiadores inclusivos. Un dato importante que nos impulsa a seguir haciendo lo que hacemos y a llevar los cambiadores a cada rincón del estado.

P.- ¿Cómo pensáis que ha influido vuestra empresa en el conocimiento de las personas con necesidades especiales? ¿Ha aumentado el conocimiento y tratamiento de estas necesidades en espacios públicos?

Cuando comienzas con un proyecto de innovación al principio cuesta que se entienda. Hablamos de proyectos en los que el usuario tiene una necesidad que ni siquiera sabe que la tiene porque no existe nada parecido al producto/servicio que estás desarrollando y que vas a ofrecer.

En esos casos el esfuerzo que hay que hacer como campaña de visibilización y sensibilización es enorme. En ese aspecto, no puedo pasar por alto la tremenda labor que está haciendo la Asociación para la Coordinación de Cambiadores Inclusivos (ACCI) por llevar a cada rincón de España el mensaje y la necesidad de estos nuevos sanitarios, tanto a nivel de familias como a nivel político y de administraciones.

En gran medida es gracias a las personas de la asociación que cada vez sea más gente la que se suma al movimiento y exija a sus administraciones estos servicios y sobre todo la inclusión de los mismos en las normativas.

P.- Las instituciones, organismos públicos y administraciones, ¿colaboran con vuestro proyecto?

Cada vez son más las entidades que se vuelcan con el movimiento y que ven la necesidad. Por supuesto es un proceso lento ya que las administraciones van al ritmo que pueden y normalmente las start ups tenemos que funcionar a velocidades mayores.

Para cualquier emprendedor es muy importante entender bien los tiempos de maduración de cada agente implicado en tu entorno de acción y no frustrarse en el proceso. Entender y dominar los tiempos puede ser tan determinante como hacer que el negocio crezca o que directamente desaparezca.

P.- ¿Qué características básicas debe tener un cambiador inclusivo?

Un Cambiador Inclusivo para considerarse como tal ha de contar con 4 principios básicos que lo diferencie de los actuales “baños accesibles”: un ambiente seguro y limpio, unos equipos adecuados: sistema de elevación de personas, camilla para personas adultas regulable en altura, inodoro con transferencia a ambos lados, grúa de techo…; un espacio amplio que permite el apoyo en la higiene personal por hasta dos personas de asistencia, de aproximadamente 12m2 y un control de acceso gestionado y coordinado para garantizar la funcionalidad. Además, en nuestra última instalación realizada en la playa de la Barceloneta, incorporamos nuevos elementos como el inodoro de ostomía, haciendo así que este módulo sea el primer cambiador inclusivo con aseo de ostomía, lo cual lo hace único en el estado.

P.- ¿Cómo es un proceso habitual para atender las necesidades de una familia con una persona dependiente? ¿Puede resultar muy costoso para las familias instalar cambiadores inclusivos?

A día de hoy en Gaman no estamos enfocados en el B2C, únicamente nos dirigimos a empresas y entidades públicas, B2B. Entendemos que es de esta forma de la que alcanzaremos un impacto mayor ya que prácticamente nadie tiene 12 metros cuadrados en el baño de casa para poder generar un cambiador inclusivo sin olvidar que el precio es elevado para una persona particular.

Además, es importante remarcar que no solemos trabajar para particulares o hacer obra en domicilios porque realmente gracias a los usuarios hemos visto que el problema surge mayormente al salir de casa, no dentro. En casa tienen mayor libertad para adaptarla y poder cambiarse pero fuera, en los espacios de ocio, deportivos y demás es dónde realmente se encuentran las dificultades.

No obstante, sí es cierto que hemos recibido peticiones de personas particulares preguntándonos cómo podrían hacer más accesible su baño en casa o preguntando por precios de elementos sueltos. En esos casos por supuesto les asesoramos acerca de las mejores opciones de producto y en caso de que finalmente se decidan a comprar realizamos la instalación en el domicilio.

 

 

P.- En GAMAN las personas pueden aportar su diseño de cambiador inclusivo, ¿qué ocurre luego con esos diseños, se patentan?

Todas las personas dentro de Gaman aportamos en el diseño de los cambiadores inclusivos y siempre estamos abiertos a realizar mejoras tras el feedback de las propias personas que lo utilizan, a nivel de funcionalidad interior, diseño y estética exterior.

No obstante, para que un cambiador inclusivo se considere como tal, ha de cumplir los requisitos que he mencionado previamente y especialmente estar validado por la Asociación Cambiadores Inclusivos que tiene la propia marca registrada. Por ello no cualquiera puede realizar un diseño de la manera que le plazca y llamarlo así. Además, todos los diseños y productos que hemos desarrollado y utilizamos están protegidos también.

 P.- Como negocio, ¿cómo fue la inversión inicial? Desde que pusisteis el proyecto en marcha, ¿se puede decir que GAMAN es una empresa que funciona económicamente?

Como en todo negocio cuando se empieza y todavía más a nuestra edad, constituimos Gaman aportando de nuestro bolsillo y a partir de ahí empezamos a crecer gracias a la ayuda de inversiones públicas de entidades como la Diputación Foral de Bizkaia por ejemplo. A mediados de este año conseguimos cerrar una ronda de inversión de un inversor privado con el objetivo de tener la fuerza suficiente para poner varios proyectos en marcha a la vez. Por el momento estamos cumpliendo los objetivos previstos para este año 2022 por lo que de alcanzarlos finalmente, terminaríamos el año con beneficios y la mirada puesta en escalar en 2023.

P .- ¿Hay más empresas como la vuestra en la zona norte, lideráis este sector?

Gaman nace como una empresa fundamentada en unos pilares sociales, en los que el objetivo no solo es generar productos y servicios inclusivos y accesibles sino también la generación de empleo inclusivo. A día de hoy, Marian, una de las tres personas cofundadoras es propia usuaria de cambiadores inclusivos, lo que nos ayuda a desarrollar elementos verdaderamente funcionales y desde el punto de vista y opinión de la persona que va a usar los productos. Todos esos ingredientes y el propio hecho de que a día de hoy en España nadie más esté haciendo cambiadores inclusivos hacen que Gaman sea única no sólo en el norte sino en todo el estado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba