Influyentes Cantabria

Empresas españolas a la cabeza de una tendencia mundial: el “fashion renting”

En 2027, un tercio de la ropa que colgará en nuestros armarios no será nuestra. El negocio de alquiler de prendas de vestir ha crecido un 11% en el último año en Estados Unidos. Empresas como H&M pero también firmas de lujo como Escada han implantado el modelo “fashion renting”. Dos empresas españolas están a la cabeza de esta tendencia. La firma sevillana La Mas Mona, que se adelantó casi una década a este movimiento, y Pislow, la startup creada en 2017 y que ya cuenta con más de 6.000 suscriptores y alberga el fashion renting de marcas de lujo.

La próxima vez que un alguien quiera mostrar al mundo su “status” mediante la moda, no buscará llevar un logotipo en la manga de un abrigo o en la solapa de un bolso. Optará por lucir ropa alquilada, la verdadera puesta en práctica del compromiso con una moda sostenible.

Primero fueron las casas, luego los coches, los muebles y ahora también la moda se suma a la tendencia del pago por uso o suscripción.  Thred Up, portal estadounidense de venta de ropa de segunda mano augura que en 2023 este modelo de mercado facturará 2.000 millones de euros al año.

El Banco Mundial y Naciones Unidas cifran en el 10% las emisiones de carbono producidas por el sector de la moda. Y es que el sector del textil es el más contaminante a nivel global por lo que “estrenar” ha dejado de ser un objetivo para convertirse en una amenaza.

Y es que prolongar la vida de una prenda de vestir sólo nueve meses más puede reducir su huella de carbono, agua y residuos entre un 20 y un 30%.

Grandes cadenas de distribución ya se han sumado a esta tendencia de pago por uso o pago por suscripción. H&M ha creado Arket, un servicio de alquiler de prendas de moda infantil. Según sus análisis, un niño utiliza 280 prendas de ropa de ocho tallas diferentes en sus dos primero años de vida. El objetivo de Arket es que cada prenda sea utilizada por entre ocho y diez familias, que podrán conservar el producto durante el tiempo en el que al niño aún le valga.

Pero también el lujo apuesta por la moda verde. La cadena alemana Escada ha contado con la plataforma de la startup española Pislow para alquilar sus prendas. Creada en 2017 por dos emprendedoras, María José González y Sheila Moya, Pislow permite que cualquiera pueda permitirse lucir prendas de 1.299 euros. Las suscripciones parten de los 39 euros en función de los precios de venta de las prendas que se elijan.

Otra empresa española, La Más Mona, se adelantó a la tendencia mundial con la puesta en marcha hace casi una década de un sistema de alquiler de moda para bodas y eventos creado por el empresario Polo Villaamil para dar solución a un problema: la necesidad de gastar mucho dinero en ropa que se usará pocas veces.

Creada como empresa nativa digital, La Mas Mona abrió tienda física en Madrid para ofrecer a sus clientas la posibilidad de probarse la ropa y desde 2018 se expande por todo el territorio. Ha evolucionado para ofrecer también vestuario “de diario” y cuenta con vestidos y accesorios en alquiler desde  80 euros y 90 euros, incluidas piezas de Dior, Alexander McQueen o Valentino. Ya ha realizado cerca de 40.000 alquileres y estima que en 2023 habrá contribuido a ahorrar 6.200 millones de litros de agua, el equivalente al consumo diario de 44 millones de personas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba