Influyentes Cantabria

Polis, cacos y antilíderes. Carolina Isaacs. Spanish Poderío

Carolina Isaacs analiza en su último artículo antes de los meses de vacaciones cómo son los antilíderes y lanza 11 preguntas para analizar el liderazgo mal entendido. Un artículo que también habla de los ODS, de desarrollo humanista, inteligencia emocional y muchas más cuestiones para reflexionar sobre cómo tienen que ser los líderes que conduzcan el mundo.

¿Por qué dejamos que algunos ‘cacos’ nos lideren?

A continuación trataré, en primer lugar, de trasladaros la importancia que este asunto tiene en nuestras vidas y en segundo lugar qué podemos comenzar a observar cada uno de nosotros para mejorar nuestro análisis de la realidad en la que nos encontramos y así, mejorarla.

Sobre el líder hay miles de artículos al respecto. Pero, ¿cómo podemos reconocer al antilíder? ¿Al que bajo ningún concepto debería estar al frente de una gran organización si aspira a tener futuro? A no ser claro, que queramos seguir comportándonos como cromañones flirteando con la guerra… Como a mi me van los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la Justicia y la Paz y a la inmensa mayoría de habitantes del planeta también, creo que deberíamos empezar por donde hay que empezar.

Existen muchísimas medidas y recursos para tratar de solucionar nuestros problemas como sociedad y como planeta que ponen el foco fuera de nosotros. Y no veo ni una sola institución pública, ayuda europea, regional o mundial, que promueva un verdadero desarrollo del sistema operativo interior de los que lideran las grandes decisiones con mayor impacto. Me asombra y me vuelve a asombrar. Tanto me asombra que miro una y otra vez con cara estupefacta a mi alrededor y me pregunto si nadie más que yo y alguno que otro más se da cuenta. Señores, vamos en pelota picada aunque creamos que estamos vestidos con un vestidazo de oro…

¿Qué barrera hay para que no haya mejores líderes arriba del todo? ¿Cómo tenemos a psicópatas, es decir, personas sin capacidad de empatía, al frente de organizaciones de gran impacto en el mundo? Y lo más increíble, ¿cómo no hacemos nada al respecto de forma directa?

Aquí apunto un par de posibles causas:

  1. Producen rentabilidad económica a base de mantener una esclavitud encubierta. Es decir, tenemos al dinero como señor Dios del universo, por más ateos que se consideren muchos. El efecto psicológico Indefensión aprendida juega a su favor.
  2. Los puntos ciegos de los líderes con valores humanistas pueden ser un factor determinante unido al efecto ‘luz de gas’ adaptado al mundo empresarial.

Nos cuesta muchísimo darnos cuenta de que trabajando bien liderados, menos horas, conectando nuestra creatividad, produciríamos muchísimo más y mejor para muchos más.

La charla de 1h30m entre Yuval Noah Harari y Daniel Kahneman publicada este abril de 2021 me impulsó a compartir esto. No tenemos tiempo que perder.

Hablar de fealdad, maldad, bajeza me entristece profundamente. Y siento mucho si os traslado dicha emoción, si me siento con la responsabilidad de compartir la parte más oscura, cutre, mezquina, cruel de nuestra realidad y sacarla a la luz. Pero la experiencia y conocimiento nos confirman que solo así, visibilizando nuestras bajezas, podremos crear y construir caminos que nos ayuden a todos a ir a un mejor futuro.

Así que: ¿cómo detectar al antilíder? 11 preguntas para el análisis:

  1. ¿Sabe cuidar de verdad a su equipo? ¿A su familia? ¿Se preocupa con hechos observables por ellos?
  2. ¿Hay coherencia entre lo que dice y hace?
  3. ¿Siente arrepentimiento cuando muestra su crueldad? ¿Pena?
  4. ¿Tiene capacidad de empatía?
  5. ¿Se preocupa por su propio desarrollo acudiendo al psicólogo, a programas de desarrollo, retiros por su propia cuenta? -No una sola vez-.
  6. ¿Es capaz de innovar y ser creativo o solo copia?
  7. ¿Es generoso con autenticidad?
  8. ¿Puedes ver, oler, palpar el mejor futuro que imagina y es un buen lugar?
  9. ¿Sabe gestionar sus emociones y las de los que le rodean?
  10. ¿Reconoce su responsabilidad personal en las diferentes situaciones?
  11. ¿Promueve acatar las normas sin reflexionar sobre ellas, es decir, la obediencia ciega?

Arriba de toda organización necesitamos contar con líderes con alto cociente intelectual  y mayor Inteligencia Emocional. ¿Qué personas alrededor tuya cumplen esto? ¿Qué te parecería charlar con ellas sobre esta teoría?

Para terminar voy a sacar mi vis política: propongo una reducción de impuestos a todas las corporaciones que introduzcan un buen y ambicioso programa de Inteligencia Emocional para sus directivos. Por supuesto, que empiecen dando ejemplo nuestros políticos.

Y como estoy que lo tiro, también dar un plus a aquellas familias que realicen algún tipo de formación de Comunicación No Violenta, por ejemplo, fomentando el Life Long Learning o aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Nuestro desarrollo interior (juego interior o sistema operativo mental) es lo que determina nuestros resultados fuera, nuestra realidad. Apostemos por cuidar nuestras raíces, regarnos, quitarnos de plagas y hojas muertas, cuantos más seamos mejor, y podremos florecer como personas, organizaciones y sociedad.

Seamos los jardineros del futuro que queremos.

Feliz verano 2021, amigos. ¡Nos vemos!

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba