Influyentes Cantabria

Ángel Sáenz de Cenzano. «Las empresas se interesan cada vez más por personas, no por currículums»

Ángel Saénz de Cenzano ha cambiado su despacho de director de Microsoft en España por el de responsable de Linkedin,  la red social de los profesionales, para España y Portugal. Lo ha hecho justo en el momento en que la pandemia desencadenaba un terremoto después del que trabajar nunca será lo mismo. Su experiencia le convierte en el observador privilegiado de las oportunidades que para empresas, profesionales y territorios se están abriendo en un mundo en el que el concepto de «apuntarse al paro» ha mutado gracias a la plataforma en un «open to work». Si no has tenido ocasión de leer la entrevista que concedió a una de las personas que mejor conoce las «tripas» de Linkedin,  Javier Peláez, ahora puedes hacerlo en Lo Mejor de Influyentes.

PREGUNTA.- ¿Es exagerado decir que hay empresas que no existirían sin Linkedin?

Nos encontramos en un mundo cada vez más globalizado en el que personas y empresas de todo el mundo establecen a cada minuto nuevas conexiones de las que nutrirse y crecer personal y profesionalmente. En el ámbito laboral, LinkedIn es la red social profesional por excelencia, a la que acuden ambos no solo para ofrecer y/o buscar empleo, sino para crear una marca personal o la imagen de una empresa. Al fin y al cabo, LinkedIn actúa como un escaparate en el que podemos mostrar nuestra faceta más profesional y acercarnos a nuestros contactos humanizando nuestro trabajo. No me atrevería a decir que las empresas no existirían sin LinkedIn, pero si puedo decir que, si no están presentes aquí, pierden una gran oportunidad de interacción con otras empresas y profesionales. A menudo pensamos que tan solo los candidatos deben crear su marca, pero es importante que las empresas se den a conocer y hablen tanto de su actividad como de su cultura interna, los trabajadores, las reuniones, etc. En definitiva, que muestren a qué se dedican, pero también qué supone trabajar con ellos y que ofrecen al nuevo talento. De esta forma, animaría a las empresas que no estén en LinkedIn a que creen una Página de Empresa para empezar a “existir” en el sector laboral de las redes sociales, así como para nutrirse de toda la información que les puede apostar nuestra plataforma. Es importante adaptarse a la nueva realidad y, con la falta de “presencialismo” que experimentamos ahora mismo, es fundamental situarse en el radar.

Las regiones que hace unos años “no podían” competir con las grandes ciudades tienen ahora oportunidad de convertirse en los destinos ideales para teletrabajar.

P.- Un “terremoto laboral” está transformado la empresa y empleo a nivel mundial. ¿Cómo se está transformando Linkedin?

Desde el principio, nuestro objetivo siempre ha sido poner al alcance de nuestros miembros todas las facilidades y herramientas necesarias para poder desempeñar su trabajo como profesionales, orientándolos en los cambios e inspirándoles a superar cualquier obstáculo en su carrera. Este último año ha sido muy diferente, el mercado laboral se ha visto azotado por la pandemia, provocando no solo la pérdida de puestos de trabajos, que ha sido muy notable, sino cambiando completamente la forma en la que las personas interactúan. En LinkedIn hemos visto cómo, de marzo de 2020 a marzo de 2021, la conversación entre los miembros ha incrementado un 55% y la creación de contenidos un 50%, lo que pone de manifiesto el uso que los profesionales han hecho de LinkedIn en un momento en el que la interacción en la oficina o en otros espacios no era posible. Internamente  nos estamos adaptando como cualquier otra empresa a los cambios derivados de lo que ha ocurrido en 2020. Hemos cerrado nuestras oficinas en espera de un ambiente 100% seguro y productivo y adaptado espacios a nuevas realidades de remoto/presencial y siempre buscando el mejor balance de productividad individual y colectiva. Entretanto hemos apoyado a nuestros empleados para dotarles de la infraestructura óptima para trabajar 100% en remoto. Por último, hemos tratado de ser muy empáticos con nuestros clientes entendiendo desde el primer minuto sus circunstancias, necesidades y cambio de prioridades y adaptando en lo posible nuestra colaboración a esa realidad, a todos los niveles. Afortunadamente, y lo digo con muchísimo orgullo, esa empatía y esfuerzo se ha visto más que compensada y diría superada por las muestras de lealtad y partnership por parte de todos nuestros clientes. Actualmente continuamos identificando cómo podemos seguir ayudando a nuestros miembros y clientes y así poder seguir poniendo a su alcance las facilidades necesarias para que sigan desarrollando su actividad. Seguiremos sumando nuevas posibilidades a las numerosas que ofrecemos ahora tanto para que los miembros se preparen una entrevista virtual o sigan desarrollando su formación como para las empresas que quieran conocer a los candidatos en profundidad con un breve cuestionario antes de la entrevista.

La conversación entre miembros de Linkedin se ha incrementado un 55% y la creación de contenidos un 50%,  en un momento en el que la interacción en la oficina o en otros espacios no era posible.

P.-Estar en la cabeza de Linkedin España y Portugal supone contar con un punto de vista privilegiado a la hora de hacerse una idea de cómo se está gestionando el talento en nuestras empresas. ¿Qué están haciendo bien y mal en este aspecto los empresarios y empresarias españoles?

Actualmente estamos en un proceso de transición y cambio en el que todos nos estamos adaptando a una nueva realidad laboral, tanto las empresas que buscan nuevos empleados como los candidatos que aspiran a los mismos. Aunque queda todavía mucho por recorrer, estamos en el buen camino. Con la visibilidad de la que dispongo en LinkedIn, es cierto que he podido comprobar cómo las empresas se van interesando cada vez más por las personas y no por sus currículums. Puede resultar una obviedad, pero hasta hace bien poco evaluábamos a nuestros candidatos por lo que veíamos reflejado en su currículum (su formación, su experiencia y los idiomas que conocía, por ejemplo). Sin embargo, estos últimos años hemos evolucionado hacia un modelo en el que las soft skills cobran cada vez más importancia. Las empresas buscan trabajadores con capacidad de adaptación, empatía, con capacidad de liderazgo y con ganas de seguir formándose y desarrollándose, entre otras. Durante estos meses, se han incrementado también las llamadas habilidades transversales. Estamos en un momento en el que las empresas deben adaptarse a la nueva realidad y disponer de trabajadores que puedan impulsar este cambio y engloben la consecución de diferentes actividades en una sola persona supone un plus para ellos. No debemos perder de vista que estos cambios están sucediendo y son una realidad. Las empresas deben estar a la vanguardia de los mismos o si no correrán el riesgo de quedar “obsoletas”. El mundo laboral cambia y debemos hacerlo nosotros al mismo ritmo.

 P.- Teniendo en cuenta el volumen de negocio que se mueve en LinkedIn, ¿quedan todavía muchas empresas por darse de alta en España? y si es así, ¿por qué creen que ocurre?

En línea con lo anterior, y vaya por delante que respetamos mucho a quien quiera estar en mayor o menor medida en la red, creo que es un tema de encontrar y aprovechar oportunidades. Y de ser humilde y curioso para entender los cambios que se generan y los paradigmas que evolucionan, y a mucha velocidad en estos tiempos. Dicho lo cual, creo que encontramos a la mayoría de las empresas españolas representadas de forma directa o a través de sus empleados en la red, y estamos orgullosos de ello, una vez más.

P.-La digitalización permite la deslocalización y potencia la competitividad de comunidades pequeñas como Cantabria que puede pasar de verse como una Comunidad escasa en oportunidades a un buen lugar desde el que teletrabajar. ¿Un consejo a las Administraciones para transformar esa potencialidad en una realidad?

Esta situación, aunque por supuesto ha dado lugar a una crisis en casi todos los sectores de actividad, también trae consigo oportunidades que debemos saber identificar y explotar. En este sentido, a las regiones que hace unos años “no podían” competir con las grandes ciudades sin duda se les da la oportunidad de convertirse en los destinos ideales para teletrabajar. Para ello, las Administraciones deben ponerse a trabajar en un plan de atracción del talento, valorando la posibilidad de ofrecer facilidades a aquellos que se muden con este fin y poniendo a su alcance las condiciones necesarias para que puedan desempeñar su actividad. Algo tan sencillo como tener un espacio adecuado y una buena conexión a internet supone un gran avance para aquellos trabajadores que, por ejemplo, quisieran emigrar a zonas más rurales para trabajar.  Mi consejo, si es que puedo darlo, es que identifiquen la oportunidad y trabajen sobre ella para atraer a los profesionales que buscan otro tipo de vida, quizá más tranquilo, en tierras cántabras (o cualquier otra, claro).

Las Administraciones deben ponerse a trabajar en un plan de atracción del talento, valorando la posibilidad de ofrecer facilidades a aquellos que se muden con este fin y poniendo a su alcance las condiciones necesarias para que puedan desempeñar su actividad.

P.-Linkedin es, al menos en parte, responsable de que los españoles hayamos pasado de “apuntarnos al paro” a estar “open to work”. ¿Afrontamos las transiciones laborales con un espíritu más activo/positivo o es simplemente una operación de maquillaje”.

Es difícil afrontar con positividad un periodo de desempleo, pero sí que creo que los profesionales se enfrentan a esta situación de una manera diferente a la que lo hacían antes. Resulta curioso un estudio que hicimos en LinkedIn sobre el estigma del desempleado en el que, a pesar de que un 48% de los encuestados habían ocultado en alguna ocasión su situación de desempleo, ya sea por vergüenza (41%) o porque no se sentían cómodos (36%), el 71% de ellos afirmaban que el estigma del desempleado se ha visto reducido con motivo de la Covid-19. Ya no vemos el desempleo como un motivo del que avergonzarse, sino que es un paso más en nuestra carrera que debemos convertir en una oportunidad para reinventarnos y crecer como profesionales. No considero que sea una operación de maquillaje, simplemente una forma diferente de afrontar una situación delicada. No me olvido, para acabar, de las inmensas posibilidades y opciones que disponemos para aprender y capacitarnos de forma continuada haciéndonos más atractivos y empleables. Es un aspecto crítico, probablemente el más crítico en el futuro de la contratación, que será basada en capacidades. Y desde nuestra plataforma de Learning tratamos de cubrir todo el espectro y niveles de aprendizaje de miles de materias y con rutas de aprendizaje que nos posibilitarán afrontar la búsqueda o cambio de empleo más equipados y confiados.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba
X