Influyentes Cantabria

Anchoas a la conquista del vending: Laredo instala la primera máquina expendedora de España

Olevending instala en Laredo la primera máquina expendedora de España dedicada en exclusiva a la anchoa artesana del Cantábrico. Jesús del Río, emprendedor local, lleva así a pie de calle un producto gourmet elaborado en la propia localidad cántabra.

La compañía Olevendíng, especialista en la fabricación y distribución de máquinas de vending y uno de los líderes nacionales del sector, ha instalado en Laredo (Cantabria) la primera máquina expendedora dedicada en exclusiva a la
venta de conservas artesanas de anchoa del Cantábrico y lo ha hecho de la mano de un emprendedor local, Jesús del Río, que de esta forma pone a pie de calle por primera vez un producto gourmet de alta calidad como el que se fabrica en las afamadas conserveras de esta localidad de la costa cántabra.
Cuando decidió abrir un local de máquinas de vending a cien metros de la playa, Jesús del Río tuvo claro que una de ellas la dedicaría exclusivamente a la venta de ese manjar que es la anchoa del Cantábrico en conserva. Sus relaciones con una de las conserveras tradicionales de Laredo, Conservas Leonardo, con fábrica desde 1952, le ha permitido ofrecer al consumidor un producto de alta gama que hasta ahora solo podía encontrarse en locales de hostelería.
Las conservas de anchoa de suman así a una larga lista de productos que Olevending ha ido incorporando durante los últimos años a sus máquinas expendedoras en numerosas ciudades de España, en una nueva estrategia comercial conocida como “vending sectorial” que ha dado lugar a máquinas dedicadas y adaptadas para la venta en exclusiva de pescado y marisco fresco, cachopos asturianos, productos para mascotas, artículos de consumo japoneses, cosmética CBD, productos de parafarmacia o artículos religiosos, entre otros muchos.
La máquina instalada en el Ever Vending Laredo ofrece las anchoas del Cantábrico hechas a mano de manera tradicional en latas y botes de cristal de varios formatos y tamaños, así como boquerones en vinagre.

Su propietario, que entiende que este nuevo canal de venta puede ayudar a los pescadores y productores locales, espera incorporar más adelante otras variedades como el bonito del norte en conserva, también elaborado en la localidad.
Las posibilidades que ofrece el vending sectorial para el comercio minorista son prácticamente ilimitadas gracias a la gran versatilidad de las máquinas expendedoras de última generación que comercializa Olevending, ya que admiten la venta de productos frescos y una variedad casi ilimitada de formatos.
Desde que puso en marcha su máquina de venta de anchoas artesanas en conserva han sido muchos los clientes que han repetido la compra, algo que según Jesús del Río es la mejor señal de la buena acogida que ha tenido este nuevo canal de venta para un producto tradicional que tiene en Laredo uno de sus principales centros de producción, con empresas que han mantenido la fabricación artesanal de la anchoa del Cantábrico al tiempo que van innovando y modernizando sus instalaciones y sus canales de venta.

Comparte:

Scroll al inicio