Influyentes Cantabria

Vertebra3D, la empresa que permite a la industria “fallar a bajo coste”

Los pedales del coche de Carlos Saiz, algunas piezas de los Airbus e incluso algunos “recambios” insertados quirúrgicamente en cuerpos humanos. La impresión 3D está preparada para conquistar todos los ámbitos. Los datos auguran aún un salto desde un mercado que alcanzó en 2021 los 2.400 millones de dólares y llegará hasta los 5.100 millones de dólares en 2026.  vertebra3D nació para conquistar una parte de este mercado cuando la empresa en la que Carlos Herrero trabajaba en 2016 como jefe de producción necesitó componentes que no conseguía obtener. Hoy soluciona desde Cantabria problemas de la industria, la sanidad y el sector naval con la herramienta de la innovación. Te lo contamos hoy en Lo Mejor de Influyentes.

Carlos Herrero, es ingeniero técnico industrial y era jefe de producción en Servifrío cuando diseñó e imprimió en 3D componentes que la producción precisaba. Nacía así una spin off dedicada a la fabricación aditiva y que seis años después está especializada en los sectores sanitario e industrial.

–¿Cómo revoluciona el mundo de la empresa la impresión 3D?

Para explicarlo de una forma sencilla, siempre digo que esto permite ‘fallar a bajo coste’, te permite hacer pruebas y ensayos que antes eran imposibles, o tenías que hacer piezas en aluminio o inyectar un molde, y eso era carísimo. Con la impresión 3D llegas a producir los ensayos en el sector industrial de forma más rápida, menos complicada y más barata. Viene a revolucionar, pero hay que tener claro que, aunque tengas la mejor diseñadora, como no sepas diseñar en 3D, no avanzas.

Por otra parte, es una grandísima ayuda en el sector del metal,  imagínate lo que es un soldador que aún no es de primera que tú le des una guía para soldar, esto implica que mucha gente aun sin preparación le ayudas a formarse.

–¿Y el mundo de la medicina?

En el sector médico no ha hecho más que empezar. Por ejemplo, un cirujano no sabe cómo está la pelvis del que va a operar, no sabe exactamente lo que se va a encontrar, pero nosotros podemos ‘imprimir’ la pelvis del paciente, sus huesos, su columna, o su arteria aorta…, y saber cómo va a curvar la prótesis de un paciente, y viéndolo en el despacho del cirujano, se puede ver cómo mejorar el riesgo de la operación. También se reduce el número de radiografías necesarias, el tiempo de operación…, esto en definitiva abarata el coste. Es un sistema muy útil especialmente para casos especiales. También podemos crear herramientas para el quirófano, por ejemplo, y para laboratorios, precisamente ahora estamos trabajando en dos prototipos y en una maqueta.

–¿Cuál es la ventaja que ofrece la impresión 3D a quien acude a esta forma de fabricación?

Lo que nosotros ofrecemos son proyectos que tienen mucho valor añadido, no es solo imprimir, lo que hacemos es plantear soluciones, hacer las pruebas de si vale o no vale la pieza hacer los cambios necesarios… es todo el desarrollo del proyecto.

–¿Es un negocio rentable? ¿Hay mercado actualmente para este tipo de creaciones?

Pues el último mes ha sido una locura y los encargos no dejan de llegar. En 2022 prevemos aumentar entre un 10 y un 15%.

–¿De dónde vienen los encargos? ¿Cantabria acude a este tipo de fabricación?

Trabajamos con empresas de Madrid, Extremadura, Barcelona, y con gente de Cantabria, sobre todo de la industria, del sector naval y del metal.

–¿Qué es lo más raro y lo más reciente que ha fabricado hasta el momento vertebra3D?

La pieza más rara creo que ha sido una para el sector médico, eran unas guías de taladrado de corte, hicimos predecir como se iba a comportar una barra para rigidizar una columna vertebral. Cuando el paciente tiene una deformación fuerte se introducen unos tornillos en las vértebras y una barra. Para colocarlos en su sitio nos pidieron si podíamos predecir la desviación que podría haber.

Por otra parte, unas maquetas de 4 plataformas offshore para Iberdrola, para la Wind Europe Bilbao que se celebró hace unos días.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba