Influyentes Cantabria

Juan Pérez Torralbo, el hombre que conecta las startups europeas desde Cantabria

El programa que conecta las startups de Europa tiene su sede en Cantabria. Lo lidera Juan Pérez Torralbo, responsable del desarrollo de European Startup Universe en España. Su objetivo es conectar los ecosistemas de startups de cada rincón de Europa para así multiplicar oportunidades. Comenzó en marzo en ocho países y está apoyado por la Comisión Europea y 500 startups y 1.500 founders de toda Europa ya se han sumado. Seis semanas de aceleración online, workshops, networking, acceso a expertos y fundadores de startups y contacto con inversores a nivel europeo. Eso es lo que European Startup Universe pone en la mano de quienes se unan a esta red de empresas con más futuro que pasado. Hoy, te lo cuenta en Lo Mejor de Influyentes.

–Uno de los objetivos de European Startup Universe es conectar los ecosistemas europeos de startups y generar oportunidades. ¿Cómo se llevará a cabo este propósito?

Los ecosistemas nacionales de startups europeos viven aislados unos de otros, y en un contexto globalizado donde las potencias no son ya los estados-nación, sino gigantes como EEUU o China, Europa no puede seguir con la mentalidad de crear hubs locales o concentrados sólo en grandes ciudades. El talento y las oportunidades están en todas partes, y tras marzo de 2020, mucho más.

Con la tecnología que tenemos hoy en día para conectar, para llevar a cabo ese propósito sólo hace falta voluntad real de colaborar. Por eso nuestro lema es “Let´s Make Europe the Powerhouse for startups”, hagamos de Europa la potencia mundial de startups. En ese sentido el apoyo total de la Comisión Europea, el Parlamento Europeo o la Asamblea de las Regiones de Europa a nuestro programa ha sido clave.

–¿Cuál es el perfil de startup que estalece proyectos de éxito en colaboración?

Las startups participantes son startups tecnológicas principalmente, pero la tecnología ya no es un sector, es un elemento transversal, pertenecen a todos los tipos de sectores imaginables, desde el educativo (EdTech), servicios comerciales, artísticos, sociales, Inteligencia Artificial, blockchain, sector aeroespacial, PropTech, deporte, salud, agrifood, medioambiente, Industria 4.0, “silver economy”, Data, economía circular, mobility…, etc.

–¿Hay ya algún proyecto cántabro? 

Los proyectos son de toda España, de Cantabria son alrededor del 3 % del total de las startups inscritas, más que lo que  corresponde por población, pero quizás se debe a que el proyecto lo hemos difundido para toda España desde aquí, no a que Cantabria esté a la cabeza de España en cuanto a su ecosistema local de startups. Eso daría para otra entrevista, nos queda mucho por hacer en este ámbito aún para acercarnos al nivel de otras zonas de España y Europa.

Respecto a proyectos, podría hablar de muchos y muy innovadores, como varias startups de construcción de satélites espaciales con muchas aplicaciones prácticas, otro de cofinanciación para lograr la reforestación basada en inteligencia artificial, tecnologías que ayudan a optimizar nuestra alimentación o estado físico, proyectos que mejoran la educación, la inclusión y la orientación profesional, aplicaciones de blockchain para ámbitos sociales, servicios de teledetección, etc.

–Las startups necesitan financiación para comenzar a rodar, ¿Qué ofrece el programa?

Muchas de las startups participantes ya están facturando. Nuestra intención en ESU es ayudarlas a estabilizarse y escalar. Esperamos tener unos 40 inversores con una cantidad total invertible de 5 millones de dólares. Los “tickets” medios de inversión están entre 20k-100k para etapas seed y early stage, aunque también puede haber cantidades mayores si las startups están en fases más avanzadas.

–¿Seguirán los inversores vinculados a los proyectos?

Cada inversor establece unas condiciones dependiendo de la fase de desarrollo o las características de cada startup. Desde la organización de European Startup Universe estaremos atentos a que los acuerdos sean beneficiosos para las dos partes con el objetivo principal de hacer crecer y mejorar los proyectos y dentro de una perspectiva de colaboración europea.

–¿La inversión será para un proyecto compartido o para cada empresa que participe en un proyecto conjunto?

La inversión será en principio para cada startup que los inversores consideren que tiene tracción y potencial de crecimiento, si hubiese “joint-ventures” o startups e inversores que quieren buscar otra fórmula conjunta también existe esa posibilidad.

–¿Por qué se ha elegido Cantabria para liderar este proyecto?

La verdad es que me gustaría que se hubiera elegido Cantabria, pero no ha sido exactamente así. Supongo que los organizadores a nivel europeo, a los que yo no conocía personalmente, vieron mi perfil en LinkedIn y valoraron mi trayectoria de años trabajando con startups y emprendedores, en este caso en Cantabria, en EJECANT y otros proyectos, y me contactaron para proponerme dirigir el proyecto a nivel de España. En Cantabria también ha estado Noemí Sainz de la Maza como Marketing & Communications Manager, más otro grupo de colaboradores, founders, inversores y expertos repartidos por toda España y Europa. Sin todos ellos hubiera sido imposible realizar este programa.

–¿Qué debe saber una startup antes de vincularse a ESU?

Debe tener muy claro el problema que quiere resolver con su proyecto y que participando está contribuyendo a mejorar no sólo su calidad de vida sino también la de España y Europa, y a resolver retos globales. Las startups están cambiando muchas cosas, no solo a nivel económico o tecnológico, sino también a nivel sociológico y cultural en todo el mundo.

No es para nada descabellado equiparar la creatividad actual de las startups con la de los movimientos sociales, políticos, literarios, musicales o culturales de otras décadas. Ya lo estaban haciendo antes, pero la pandemia ha acelerado aún más ese proceso y ahora mismo vivimos una época de crecimiento en número de proyectos y de inversión como nunca se ha visto, especialmente en Europa. La inversión en startups en el mundo a través de Venture Capital se ha duplicado en el último año, y en Europa el crecimiento ha sido aún mayor.

–¿Cómo está cambiando la economía el ecosistema de startups?

El cambio está siendo exponencial desde el año 2020. Por supuesto, emprender no es algo fácil; el mercado es exigente y muchos proyectos no consiguen mantenerse. Pero las startups tecnológicas crean empleo a un ritmo de media 3 veces superior a la economía tradicional, y por ejemplo un nómada digital que trabaja en remoto, aporta anualmente al menos entre 100 y 200 veces más ingresos al territorio en el que decide instalarse que el turista promedio, siendo también su estancia 200 veces más sostenible a nivel social y medioambiental.

Las ciudades, regiones y países más avanzados no compiten ya por atraer turismo masivo como en la España de 1960, compiten por atraer talento digital de calidad todo el año, por crear entornos con calidad de vida, no masificados, ecológicamente sostenibles, diversos e inclusivos. Vivimos en un mundo muy diferente al de 2019 y tenemos que ser conscientes de ello si no queremos quedarnos atrás.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Ir arriba